Definición

La quemazón es una lesión que afecta el cordón de fibras nerviosas del cuello. Estos nervios van desde la parte posterior del cuello al brazo. Los nervios salen de la columna y forman una estructura nerviosa llamada plexo braquial. El plexo se extiende hacia la parte superior del hombro. Desde allí, los nervios se dividen en fibras individuales. Las fibras nerviosas van a todos los músculos del brazo e inervan el miembro superior. Esta lesión también recibe el nombre de punzada.

Plexo Braquial

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La quemazón puede deberse a una lesión del plexo braquial causada por:

  • Estiramiento: a causa de una depresión del hombro y un movimiento forzado de la cabeza en sentido contrario.
  • Pinzamiento: por el desplazamiento rápido de la cabeza hacia un lado.
  • Contusión: por un golpe directo en el área situada arriba de la clavícula o por una presión ejercida sobre la parte superior de la cabeza que comprime los nervios del plexo braquial contra el hueso.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan la probabilidad de sufrir una quemazón incluyen:

  • Practicar fútbol americano, lo que implica mayor probabilidad de sufrir golpes directos en la cabeza, el cuello y los hombros
  • Práctica de otros deportes de contacto

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Sensación de adormecimiento, hormigueo o debilidad en el hombro o el brazo
  • Sensación de quemazón o punzada en un brazo
  • Sensación de quemazón o punzada entre el cuello y el hombro

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de los síntomas y cómo ocurrió la lesión. Una de las preguntas más importantes es si los síntomas aparecieron solo en un brazo, en ambos brazos o en cualquiera de las piernas al mismo tiempo. La presencia de síntomas en más de un miembro puede ser grave, ya que sugiere lesión de la columna o la médula espinal. Es posible que deba realizarse una evaluación más exhaustiva.

El doctor lo examinará para identificar:

  • Dolor o sensibilidad
  • Rango de movimiento en el cuello y brazo
  • Fuerza en el brazo y en la mano
  • Reflejos del brazo
  • Sensación en el hombro y en la mano

Los casos graves se pueden evaluar mediante un electromiograma (EMG). Esta prueba mide la actividad eléctrica de los músculos. Ayuda a determinar el alcance de la lesión.

Es importante cerciorarse de que los síntomas se deben a quemazón y no a una lesión más grave de la columna o la médula espinal. La identificación temprana de esta condición puede prevenir una posible parálisis. La evaluación cuidadosa después de la lesión puede ayudar a prevenir un daño permanente o que se repita la lesión.

Tratamiento

En algunos casos, la quemazón dura solo unos minutos. Esto no requiere tratamiento.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Fisioterapia

La quemazón puede causar debilidad muscular. Es posible que lo remitan a un fisioterapeuta. El fisioterapeuta lo ayudará a fortalecer los músculos durante la recuperación del nervio.

La decisión de volver a la actividad deportiva después de una quemazón requiere una evaluación cuidadosa. Es importante que el nervio se haya curado completamente y que la probabilidad de una nueva lesión sea muy baja. Es posible que esto deba confirmarse mediante una imagen por resonancia magnética o un electromiograma. Si hay múltiples lesiones durante una misma temporada, puede restringirse la vuelta al juego. En este caso, el jugador deberá consultar a un especialista en medicina deportiva para realizar una evaluación.

Medicamentos

Se pueden utilizar antiinflamatorios no esteroides, como ibuprofeno o naproxeno, para disminuir el malestar.

Hielo

La aplicación de hielo en el cuello según sea necesario puede ayudar a disminuir el malestar.

Prevención

Para intentar reducir la probabilidad de sufrir una quemazón:

  • Mantenga fuertes y flexibles los músculos que rodean al cuello y los hombros para resistir mejor la presión de un golpe directo.
  • Aprenda técnicas deportivas seguras.
  • Evita el empleo del casco como punto de contacto cuando realiza ataque y bloqueo en el fútbol americano.
  • Siempre asegúrese de usar el equipo de seguridad adecuado para su deporte.
  • Se han propuesto almohadillas y otras modificaciones al equipo atlético en un esfuerzo para reducir la incidencia de quemaduras. Esto puede ser especialmente útil para los jugadores que previamente han sufrido de una lesión.