Definición

El aire llega a los pulmones a través de vías respiratorias denominadas “bronquios”. La bronquitis es la inflamación de los bronquios. Puede dificultar la respiración.

Bronquios de los pulmones

pulmones y bronquiolos
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen diferentes tipos de bronquitis tales como:

  • Bronquitis aguda: es la manifestación repentina de los síntomas. Dura poco tiempo y la función pulmonar se restablece por completo.
  • Bronquitis crónica: es una condición grave a largo plazo, que obstruye y daña los pulmones. Suele ser el resultado de muchos años de tabaquismo.

Esta hoja de información se centra en la bronquitis aguda.

Causas

Las causas de la inflamación de los bronquios pueden ser las siguientes:

  • Infecciones virales o bacterianas
  • Irritación causada por el humo
  • Inhalación de determinados irritantes (por lo general, en el entorno de trabajo), tales como las siguientes:
    • Amoníaco
    • Cloro
    • Minerales
    • Polvo de verduras

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer bronquitis aguda incluyen los siguientes:

  • Tener un resfriado o gripe.
  • Estar en contacto con personas que tengan una infección respiratoria vírica o bacteriana.
  • Tabaquismo.
  • Ser fumador pasivo.
  • Asma
  • Exposición a inhalantes respiratorios en el trabajo.
  • Funcionamiento deficiente del sistema inmunitario.

Síntomas

Entre los síntomas de la bronquitis aguda, se incluyen los siguientes:

  • Tos
  • Aumento de la producción de esputo
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancia

También puede haber otros síntomas de gripe o de resfriado, como fiebre baja, dolor de garganta y congestión nasal.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Por lo general, no es necesario realizar análisis. Si la bronquitis es grave o si el diagnóstico no está claro, se puede recomendar lo siguiente:

  • Análisis de sangre.
  • Radiografías de tórax, para detectar si existen otras condiciones, como neumonía
  • Cultivos de esputo para detectar la presencia de bacterias inusuales.

Tratamiento.

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Ibuprofeno o paracetamol para tratar el dolor y la fiebre.
    • Nota: La aspirina no está recomendada para niños o adolescentes que tengan una infección viral en curso o la hayan tenido recientemente. Esto se debe al riesgo de padecer síndrome de Reye. Consulte a su médico para saber qué otros medicamentos son seguros para su hijo.
  • Expectorantes o supresores de tos.
    • Existen algunas inquietudes con respecto a la seguridad de los productos de venta libre para la tos y el resfrío en niños. La Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) recomienda no utilizar estos productos en niños menores de dos años. Además, la FDA propone no utilizarlos en niños menores de cuatro años.
  • Albuterol para abrir las vías respiratorias, si existen signos de dificultad para respirar.
  • Hierbas medicinales y suplementos: el extracto de Pelargonium sidoides puede contribuir a resolver los síntomas en pacientes que padecen bronquitis aguda.
  • Aumento del consumo de líquidos.
  • Humidificador de vapor frío, para facilitar la respiración.

Si la infección fue causada por un virus, los antibióticos no darán resultado. La mayoría de estas infecciones son causadas por virus.

Si se le diagnostica bronquitis, siga las indicaciones de su médico.

Prevención

Para reducir las probabilidades de padecer bronquitis, siga estos pasos:

  • Evite el contacto con personas que padezcan infecciones respiratorias víricas o bacterianas.
  • Deje de fumar o nunca comience.
  • Evite ser fumador pasivo.
  • Evite la exposición a irritantes que se encuentran en el aire.