Definición

La epididimitis aguda es una inflamación del epidídimos. Éste es una estructura que tiene la forma de un tubo que rodea y se une a cada testículo. El epidídimos ayuda a transportar y almacenar espermatozoides.

La epididimitis crónica provoca dolor e inflamación en el epidídimos. Con frecuencia no hay hinchazón en el escroto. Los síntomas pueden durar seis semanas o más. Sin embargo, este tipo es menos común

El epidídimos

Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Con mayor frecuencia, esta afección es provocada por una infección bacteriana. Por ejemplo:

Otras causas incluyen:

  • Lesión
  • Infecciones víricas, como paperas
  • Anomalías genitales
  • Tratamiento con amiodarona (Cordarone), un medicamento para el ritmo cardíaco
  • Quimioterapia para tratar el cáncer de vejiga

Factores de riesgo

Sólo los hombres pueden desarrollar esta afección. Los factores de riesgo incluyen:

  • Edad: entre 15 y 30 años, y más de 60
  • Infección del tracto genitourinario (vejiga, riñones, próstata o testículos)
  • Estrechamiento de la uretra
  • Uso de una sonda uretral
  • Vaciamiento infrecuente de la vejiga
  • Cirugía reciente o instrumentación del tracto genitourinario (especialmente extirpación de próstata)
  • Anomalías de nacimiento en el tracto genitourinario
  • Relaciones sexuales sin protección
  • Enfermedad que afecta el sistema inmunitario

Síntomas

Generalmente, los síntomas se desarrollan en un día. Éstos incluyen:

  • Dolor en los testículos
  • Enrojecimiento repentino o hinchazón del escroto
  • Dureza, bulto o dolor en el testículo afectado
  • Sensibilidad en el testículo no afectado
  • Dolor en la ingle
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Inflamación en la uretra
  • Dolor durante las relaciones sexuales o la eyaculación
  • Dolor o ardor al orinar
  • Aumento de dolor durante la evacuación
  • Molestia en la parte baja del abdomen
  • Secreción del pene
  • Sangre en el semen

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

  • Urianálisis: para revisar el conteo elevado de glóbulos blancos y detectar la presencia de bacterias
  • Cultivo de orina : para identificar el tipo de bacteria presente
  • Cultivo de secreción del pene
  • Análisis de sangre: para medir los glóbulos blancos
  • Ecografía: una prueba que usa ondas sonoras para examinar el escroto

Tratamiento

El tratamiento es fundamental para evitar que la infección empeore. El tratamiento puede incluir:

  • Reposo en cama: permanezca en cama. Esto sirve para evitar que los testículos se muevan y estimular la recuperación. Usted deberá permanecer en cama hasta que la hinchazón disminuya.
  • Antibióticos: se le administrarán antibióticos para tratar la infección bacteriana. Termine de tomar los antibióticos, incluso si usted comienza a sentirse mejor. Si padece una ETS, sus parejas también necesitarán un tratamiento.
  • Antiinflamatorios por vía oral: incluyen medicamentos, como ibuprofeno , para ayudar a reducir la hinchazón
  • Soporte y elevación escrotal: podría necesitar usar un soporte atlético durante varias semanas.
  • Baños calientes: tomar baños puede disminuir el dolor y ayudar a aliviar la hinchazón.
  • Cirugía: la cirugía puede ser necesaria en casos graves que vuelven a aparecer.

No mantenga relaciones sexuales hasta que usted y su pareja hayan completado el tratamiento.

Si se le diagnostica epididimitis, siga las instrucciones de su médico.

Prevención

Los siguientes pasos pueden ayudarle a disminuir el riesgo:

  • Tenga relaciones sexuales con protección. Protéjase de las ETS con condones.
  • Orine tan pronto como sienta la necesidad.