Definición

Un electrocardiograma (ECG o EKG) mide la actividad eléctrica del corazón. El corazón genera una señal eléctrica que viaja a través del cuerpo. Se colocan pequeños sensores eléctricos, llamados electrodos, en la piel para sentir la electricidad que comenzó en el corazón. Luego, la actividad eléctrica se pasa a un gráfico. Este elemento puede darle a los médicos una idea de si el corazón está latiendo normalmente.

Ondas de ECG

nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.
.

Motivos para realizar la prueba

El ECG se utiliza para:

  • Diagnosticar ataques cardíacos y problemas rítmicos
  • Ofrecer pistas sobre otras condiciones cardíacas y condiciones no relacionadas principalmente con el corazón
  • Detectar condiciones que alteren el equilibrio de electrolitos del cuerpo (p. ej., potasio y magnesio)
  • Detectar otros problemas, como sobredosis de determinados fármacos

Los síntomas que pueden alterar un ECG pueden ser:

  • Dolor o molestias en el pecho
  • Falta de aire
  • Palpitaciones (latidos acelerados)
  • Ansiedad
  • Debilidad
  • Náuseas o ganas de vomitar
  • Dolor abdominal
  • Antecedentes de desmayos
  • Tomar determinados medicamentos

También se puede realizar un ECG si:

  • Se someterá a una cirugía con anestesia general: para detectar condiciones cardíacas que podrían empeorar durante la cirugía y ponerlo en riesgo
  • Tiene un trabajo que exige esfuerzo cardíaco o en el cual está en juego la seguridad pública
  • Es adulto de edad avanzada o tiene diabetes: para obtener un registro y compararlo con futuros ECG
  • Ya tiene una enfermedad cardíaca: para verificar ocasionalmente cualquier cambio
  • Se sometió a un procedimiento relacionado con el corazón, como la colocación de un marcapasos

¿Qué esperar?

Antes de la prueba

Quizás deba:

  • Someterse a un examen físico y contestar preguntas sobre sus antecedentes clínicos
  • Afeitarse el pecho, si es necesario

Descripción de la prueba

Se le pedirá que se retire la camisa, se acueste boca arriba y se quede quieto. Se le colocarán en el pecho seis almohadillas pequeñas y pegajosas con cables conectados. Se colocarán otros en los brazos y las piernas. Los cables estarán conectados a la máquina de ECG. No sentirá nada durante la prueba.

Después de la prueba

Puede retomar sus actividades normales según lo recomienda el médico.

¿Cuánto durará?

De 3 a 4 minutos

¿Dolerá?

No

Resultados

El médico interpretará el ECG. Según los resultados y otros datos sobre su salud, es posible que necesite más pruebas o un plan de tratamiento.

Llame a su médico

Después de la prueba, llame a su médico si tiene síntomas relacionados con el corazón, como dolor en el pecho o problemas para respirar.