El cáncer de colon o del recto ataca a casi 130,000 personas cada año y mata a cerca de 55,000, de acuerdo con la Mayo Clinic. Sin embargo, cuando se detecta a tiempo, el cáncer colorrectal es uno de los tipos de cáncer que se pueden curar más fácilmente.

El jugador del juego de estrellas Eric Davis, ahora con los Gigantes de San Francisco, sobrevivió al cáncer de colon y ahora dedica la mayor parte de su tiempo a hacer consciente al público de los medios para cuidarse en contra de la enfermedad.

La historia de Eric Davis

Un día en mayo de 1997, justo después de que Eric Davis anotara una carrera para los Orioles de Baltimore, regresó al dogout, se sentó y se dio cuenta de que no podía levantarse de nuevo. Doblado por un dolor en su estómago, el jugador de 35 años llamó al entrenador del equipo.

"[El entrenador] inmediatamente notó que mi estómago estaba hinchado, me sacó del partido y llamó al médico del equipo", dice Davis.

El doctor redujo la hinchazón y Davis jugó de nuevo al siguiente día, pero después no pudo levantarse de la cama. Fue admitido rápidamente en un hospital, donde los doctores pensaron que se trataba de algún tipo de absceso. Después de cinco días sin un diagnóstico firme o de respuestas a sus preguntas, Davis se internó en el Johns Hopkins University Hospital donde el doctor Keith Lillemoe, MD, pronto detectó un tumor canceroso del tamaño de una naranja en el colon de Davis. Le hicieron cirugía al día siguiente.

"De hecho me sentí aliviado", dice Davis. "Durante seis días no supe qué era lo que andaba mal, así que el primer pensamiento en mi mente fue, 'Está bien, vamos a encargarnos de eso'. No sabía nada acerca del cáncer de colon pero entonces decidí que iba a hacer todo lo posible para vencerlo"

De regreso

Y sí lo venció. Después de eso se convirtió en el primer jugador en hacer 30 home runs y robar cincuenta bases en una sola temporada. A lo largo de su carrera, Davis ha ganado casi cada premio mayor de la World Series, los Gold Gloves por fielding, MVP por batear y robar base y el Roberto Clemente Award por sus carácter y valentía.

"Empecé a ejercitarme otra vez un mes después de la operación", dice Davis. "Después comencé con la quimioterapia. Normalmente tomo la quimioterapia los martes, me siento un poco desganado hasta el jueves y luego estoy bien. Creo que comer mientras me someto a la quimioterapia me ayudó".

El planeó un horario para la quimioterapia entre los entrenamientos y los juegos. También dejó de tomar alcohol y los alimentos grasosos y fritos.

En septiembre de 1997, regresó al campo durante los playoffs. Todos estabas asombrados de su progreso, pero coup de grâce fue cuando Davis anotó un home run en un juego decisivo en contra de los Brewers de Milwauke - tan sólo un día después de la sesión de quimioterapia. Los espectadores estallaron en una ovación de pie durante cinco minutos.

Una lección de anatomía

Durante su tratamiento, Davis aprendió que el colon son los primeros cuatro a seis pies del intestino grueso, mientras que el recto son las últimas ocho a diez pulgadas. Los cirujanos extrajeron cerca de tres pies del colon de Davis sin dañar el recto. Ahora, a menudo dice en broma que debe hacer un horario de sus comidas en torno a los juegos.

Hablando de la causa

Después de esa temporada, Davis, en conjunto con el American College of Gastroenterology formó la campaña de conciencia pública "Score Against Colon Cancer". Durante la temporada de béisbol de 1998, Davis dio conferencias de prensa sobre la importancia de las pruebas de revisiones colorrectales. Los fanáticos recibieron trípticos en 12 parques de béisbol. Para las temporadas de 1999 y 2000, participaron 30 parques de béisbol. La temporada de 2001 verá de nuevo a Davis hablando acerca del cáncer colorrectal en todos los estadios de béisbol de Estados Unidos.

"Estaba inspirado para formar una fundación y empezar una campaña de concientización porque me sentía bendecido... y porque regresé como un ejemplo viviente", explica. "Debido a lo que pasé muchas otras vidas pueden salvarse".

La Eric Davis Foundation recolecta dinero mediante eventos especiales como parrilladas con celebridades y torneos de golf y boliche. Las becas se otorgan a personas que se han recuperado del cáncer de colon. Además, las donaciones se recolectan para la investigación del cáncer de colon y la pediatría oncológica.

Realizar un examen

"Escucho a pacientes del cáncer colorrectal todo el tiempo", dice Davis. "Les digo que no se rindan, que si tienen que pelear hallarán una manera de superarlo".

El mensaje de Davis: Las pruebas de revisión no son malas. No tenga miedo de hacérsela.

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.