Algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudarle a controlar su cáncer, y son importantes para la calidad de salud en general.

Indicaciones Generales
Limite la Exposición a Estrógeno Cuando Sea Posible

Los altos niveles de estrógeno se han relacionado con el desarrollo de cáncer de seno. Para mujeres mayores, la mayor exposición a estrógeno es mediante reemplazo hormonal postmenopáusica. El reemplazo de estrógeno ha mostrado reducir el inicio de osteoporosis, así como reducir numerosos efectos secundarios asociados con la menopausia. También ha mostrado reducir la probabilidad de cáncer de colon. Por lo tanto, usted debería tener una conversación sincera con su médico con respecto a los riesgos y beneficios del reemplazo de estrógeno relacionados con el cáncer de seno.

Existe debate sobre los efectos de los fitoestrógenos (compuestos de estrógenos a base de plantas) como la soya en el control del cáncer de seno. No tome algún remedio herbal o suplemento natural sin discutirlo primero con su médico. Si usted incluye una gran cantidad de soya (tofu, leche de soya, etc.) en su dieta, discuta con su médico si usted debería considerar limitar su consumo de estos alimentos. Aunque no hay evidencia científica de que fuentes de estrógeno en plantas incrementen el riesgo de cáncer de seno, hay un debate teórico y uno que debería tener con su médico.

Otros factores del estilo de vida también podrían incrementar su exposición a estrógeno. Si es posible, trate de limitar estos factores:

  • Tener sobrepeso después de la menopausia
  • Consumir alcohol
  • Inactividad física

Mantenga un Peso Saludable

Tener sobrepeso (particularmente después de la menopausia) podría incrementar sus probabilidades de desarrollar cáncer de seno. Esto se debe al hecho de que después de la menopausia, la mayor parte del estrógeno en el cuerpo de una mujer proviene de su tejido adiposo. Mientras más grasa tenga en el cuerpo, será más alto el grado de estrógeno.

Limite el Consumo de Alcohol

Estudios han mostrado que las mujeres que toman de 2 a 4 bebidas alcohólicas diariamente tienen un riesgo 40% más alto de desarrollar cáncer de seno que las mujeres que no beben. Esto se podría deber al hecho de que el alcohol puede alterar la manera en la que el cuerpo de una mujer metaboliza el estrógeno. Esto podría causar que se eleven los niveles de estrógeno en la sangre, incrementando el riesgo de inicio de cáncer de seno.

Evite Productos de Tabaco

Fumar incrementa su riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de seno.

Haga Ejercicio Regularmente

El ejercicio ayuda a mantener el peso y modula los niveles altos de estrógeno. También se cree que los niveles bajos a moderados de ejercicio podrían estimular al sistema inmune, lo cual finalmente podría desacelerar el índice de crecimiento, o matar las células cancerosas. En general, el ejercicio tiene muchos beneficios y se recomienda para la salud en general y para reducir el riesgo de cáncer de seno.