Coenzima Q 10 (CoQ 10), también conocida como ubiquinona, es un poderoso antioxidante descubierto por los investigadores en la University of Wisconsin en 1957. El nombre de este suplemento viene de la palabra ubicuo, que significa "que se encuentra en todas partes". Además, la CoQ 10 se encuentra en todas las células del cuerpo. Desempeña un papel básico en la mitocondria, las partes de la célula que producen energía a partir de la glucosa y de los ácidos grasos.

Los científicos japoneses fueron los primeros en descubrir las propiedades terapéuticas de la CoQ 10 en la década de 1960. Actualmente, es ampliamente recetada en Europa, Israel y Japón para enfermedades cardiacas. La CoQ 10 parece ayudar al corazón durante las ocasiones de estrés sobre el músculo cardíaco, quizá al ayudarlo a utilizar su energía de manera más eficiente.

El mejor uso establecido de la CoQ 10 es para la insuficiencia cardíaca congestiva, pero la evidencia de que funciona no es completamente consistente. La investigación actual sugiere que también podría ser útil para otros tipos de problemas cardíacos, el mal de Parkinson y muchas otras enfermedades. Generalmente se utiliza como complemento de las terapias estándar, en vez de tratamiento primario.

La complementación de CoQ 10 también podría ser de valor para contrarrestar los efectos secundarios de ciertos medicamentos prescritos.

Fuentes

Todas las células de su cuerpo necesitan CoQ 10, pero no se ha establecido la U.S. Dietary Reference Intake (anteriormente conocida como el Recommended Dietary Allowance) para esta importante sustancia debido a que el cuerpo puede producir CoQ 10 por sí solo.

Debido a que la CoQ 10 se encuentra en todas las células animales y vegetales, obtenemos pequeñas cantidades de este nutriente a partir de nuestra dieta. Sin embargo, sería difícil obtener una dósis terapéutica de los alimentos.

Dosis Terapéuticas

La dosis típica recomendada de CoQ 10 es de 30 a 300 mg al día, frecuentemente dividida en 2 a 3 dosis; se han utilizado dosis más grandes diarias en algunos estudios. La CoQ 10 es soluble en grasa y podría absorberse mejor cuando se toma en una forma de gel con base en aceite suave en vez de una forma seca tal como tabletas y cápsulas.1

Usos Terapéuticos

Aunque no todos los estudios han sido favorables, el mejor uso documentado de la CoQ 10 es para tratar la Insuficiencia cardíaca congestiva.33-36,51-52 Tenga en cuenta que se toma junto con medicamentos convencionales, no en lugar de ellos.

La evidencia más débil sugiere que este suplemento podría ser útil para la recuperación de un ataque cardíaco,63,64Cardiomiopatia,5-7hipertensión,8-11,58 diabetes,40,58 y el mal de Parkinson.57,65

La CoQ 10 también ha demostrado ser prometedora como una ayuda para el tratamiento de la insuficiencia renal 49 y para prevenir el daño al corazón provocado por ciertos tipos de quimioterapia contra el cáncer.59-61

Nota: Las personas con enfermedades graves, como una enfermedad cardíaca, cáncer o insuficiencia renal no deben usar la CoQ 10 o cualquier suplemento, excepto bajo la supervisión médica.

Algunos estudios altamente preliminares sugieren que la CoQ 10 podría ser útil para la esclerosis lateral amiotrófica.13,14 Se ha evaluado la CoQ 10 pero no se ha demostrado que sea efectiva para el tratamiento de la enfermedad de Huntington.48

Cierta evidencia indica que los suplementos de CoQ 10 tal vez ofrezcan beneficios para la gente que toma medicamentos que interfieren con la producción del cuerpo de la CoQ 10, o bloqueen parcialmente su acción. Se ha sugerido (pero no demostrado) que esos efectos sobre la CoQ 10 podrían jugar un papel en los efectos secundarios conocidos de estos tratamientos y que tomar suplementos de CoQ 10 podría ayudar. La mejor evidencia es para los medicamentos que reducen el colesterol en la familia de la estatina, tales como lovastatina (Mevacor), simvastatina (Zocor) y pravastatina (Pravachol).22 - 25 Para muchas otras categorías de medicamentos, la evidencia de que interfieren con la CoQ 10 es provocadora pero menos sólida. Estos incluyen medicamentos orales para la diabetes (especialmente gliburido, fenformina y tolazamida) bloqueadores beta (específicamente el propranolol, metoprolol y el alprenolol), medicamentos antipsicóticos en la familia de fenotiazina, antidepresivos tricíclicos, metildopa, hidroclorotiazida, clonidina y la hidralazina.26 - 31

También se ha sugerido la CoQ 10 como un potenciador del desempeño para atletas. Sin embargo, mientras un estudio doble ciego de 25 esquiadores entrenados en todo el país halló algún beneficio,15 la mayoría de estudios que evalúan los posibles usos como suplemento deportivo de la CoQ 10 han brindado resultados negativos en lugar de positivos.16 - 21

Algunas veces también se afirma que la CoQ 10 es un tratamiento efectivo para la enfermedad periodontal. Sin embargo, los estudios en los cuales se basa esta idea son muy defectuosos para ser tomados como significativos.12

Además de ha propuesto la CoQ 10 como un tratamiento para una amplia gama de otras enfermedades, incluyendo angina, cáncer, VIH, esterilidad masculina, distrofia muscular y obesidad, pero aún no hay evidencia de que sea efectiva.

¿Cuál es la Evidencia Científica de la Coenzima CoQ 10 (CoQ 10 )?

Insuficiencia Cardíaca Congestiva

La mayoría, pero no todos los estudios nos dicen que la CoQ 10 puede ser útil para las personas con insuficiencia cardíaca congestiva (CHF, por sus siglas en inglés). En esta enfermedad grave, los músculos del corazón se debilitan, dando como resultado circulación deficiente y falta de aliento.

Las personas con CHF tienen significativamente niveles más bajos de CoQ 10 en las células del músculo del corazón que las personas sanas.32 Este hecho por sí solo no demuestra que los suplementos de CoQ 10 ayudarán con la CHF; sin embargo, urge a los investigadores médicos a tratar de usar la CoQ 10 como un tratamiento para la insuficiencia cardíaca.

El estudio más grande fue una prueba de 1 año de duración de doble ciego controlado por placebo con 641 personas con insuficiencia cardíaca congestiva de moderada a grave.33 A la mitad se les dio 2 mg por kilogramo de peso corporal de CoQ 10 al día; al resto se les dio placebo. Se continuo con la terapia estándar en ambos grupos. Los participantes tratados con CoQ 10 experimentaron una importante reducción en la gravedad de sus síntomas. No se observó dicha mejoría en el grupo con placebo. Las personas que tomaron CoQ 10 también tuvieron significativamente menos hospitalizaciones debido a insuficiencia cardíaca.

También se observaron resultados positivos similares en otros estudios doble ciego que involucraron a un total de más de 250 participantes.34,35,53

Sin embargo, dos estudios recientes bien diseñados de doble ciego reclutaron a un total de aproximadamente 85 personas con insuficiencia cardíaca congestiva para hallar alguna evidencia o beneficio 36,54 La razón para esta discrepancia no está clara.

Cardiomiopatia

Cardiomiopatia es el nombre general asignado a la enfermedad en la cual el músculo del corazón poco a poco se enferma. Varios estudios pequeños sugieren que los suplementos de CoQ 10 son útiles para algunas formas de cardiomiopatía.37-39

Hipertensión

Un estudio doble ciego controlado por placebo, de 8 semanas de duración con 59 hombres que ya estaban tomando medicamentos para la presión arterial alta descubrió que 120 mg al día de CoQ 10 redujo la presión arterial aproximadamente en un 9% en comparación con el placebo.40

Un estudio de 12 semanas de duración del tipo doble ciego controlado con placebo de 83 personas con hipertensión sistólica aislada (un tipo de presión arterial alta en la cual sólo el número "superior" es alto) descubrió que el uso de CoQ 10 en una dosis de 60 mg al día mejoró las mediciones de la presión arterial en un grado similar.50

De manera similar, en una prueba doble ciego controlada por placebo de 74 personas con diabetes de 12 semanas, el uso de CoQ 10 en una dosis de 100 mg dos veces al día redujo significativamente la presión arterial en comparación con el placebo.58

También se observaron efectos antihipertensivos en pequeñas pruebas anteriores, la mayoría de las cuales no fueron doble ciego.41-43

Recuperación de un Ataque Cardíaco

En una prueba doble ciego, 145 personas que recientemente habían experimentado un ataque cardíaco se les dio un placebo o 120 mg de CoQ 10 diariamente durante 28 días junto con un tratamiento convencional.63 Los resultados mostraron que los participantes que recibieron CoQ 10 experimentaron significativamente menos problemas relacionados con el corazón, tales como episodios de angina de pecho o arritmia o ataques cardíacos recurrentes.

La CoQ 10 tomada en combinación con el mineral selenio también ha demostrado ser una promesa para los individuos que han sobrevivido a un ataque cardíaco.64

Nota: Los individuos en recuperación de un ataque cardíaco no deben tomar ninguna hierba o suplemento excepto bajo la supervisión médica.

Mal de Parkinson

En una prueba de doble ciego, se les dio a 28 personas con Mal de Parkinson un placebo o 360 mg de CoQ 10 al día, junto con el cuidado tradicional.65 Los resultados indicaron que el uso del suplemento produjo una mejoría moderada de los síntomas.

En un estudio anterior, la CoQ 10 mostró cierta promesa para retardar la progresión del mal de Parkinson. En esta prueba de 16 meses doble ciego controlada por placebo, se les dio a 80 personas con mal de Parkinson CoQ 10 (en una dosis de 300, 600 o 1,200 mg al día) o placebo.57 Los participantes de esta prueba tenían las primeras etapas de la enfermedad y todavía no necesitaban medicamentos. Los resultados sugieren que la CoQ 10, especialmente en dosis altas, podrían haber retardado la progresión de la enfermedad. Sin embargo, distintas cuestiones técnicas de estadística hicieron que los resultados no fueran concluyentes.

Serán necesarias más pruebas para confirmar (o negar) estos resultados alentadores.

Diabetes

En la prueba de 12 semanas doble ciego controlada con placebo de 74 personas con diabetes mencionado anteriormente, el uso de CoQ 10 en una dosis de 100 mg dos veces al día, mejoró de manera significativa el control de azúcar en la sangre en comparación con el placebo.58 Se observaron iguales beneficios en el estudio doble ciego controlado con placebo de 8 semanas de duración con 59 hombres también mencionado anteriormente.40 Sin embargo, un tercer estudio fracasó para hallar algún efecto sobre el control de azúcar.62

Cuestiones de Seguridad

La CoQ 10 parece ser extremadamente segura. No se han encontrado efectos secundarios importantes, incluso en estudios que duraron un año.44 Sin embargo, las personas con enfermedad cardíaca grave no deben tomar CoQ 10 (o cualquier otro suplemento) excepto bajo supervisión médica.

Como se indicó anteriormente, dos estudio sugieren que la CoQ 10 podría reducir los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes.45 Mientras que esto probablemente podría ser potencialmente de provecho para el tratamiento de la diabetes, también podría presentar un riesgo; los diabéticos que utilizan CoQ 10 sin querer podrían bajar sus niveles de azúcar en una forma peligrosa. Sin embargo, otra prueba en personas con diabetes no encontró un efecto sobre el control de azúcar.46,58 El resultado final: Si usted tiene diabetes, asegúrese de registrar sus niveles de azúcar de manera cercana si comienza a tomar CoQ 10 (o, en efecto, cualquier suplemento de hierbas).

La CoQ 10 se parece químicamente a la vitamina K. Puesto que ésta contrarresta los efectos anticoagulantes de la warfarina (Coumadin), se ha sugerido que la CoQ 10 podría tener el mismo efecto.47,55 Sin embargo, un pequeño estudio doble ciego no encontró una interacción entre la CoQ 10 y la warfarina.56 Sin embargo, en vista del pequeño margen de seguridad de la warfarina, la prudencia indica la supervisión médica antes de combinar la CoQ 10 con la warfarina.

Las dosis máximas seguras de CoQ 10 para los niños pequeños, mujeres embarazadas o que amamantan o aquellos con enfermedad renal o hepática grave, no se han determinado.

Interacciones que Debería Saber

Si usted está tomando: