La soya ha sido apreciada durante siglos en Asia como un alimento nutritivo, rico en proteínas con un gran número de usos, y hoy en día es popular en los Estados Unidos no sólo como un alimento de Asia, sino como carne libre de colesterol y substitutos lácteos de los alimentos tradicionales estadounidenses. Las hamburguesas de soya, yogur de soya, hot dogs de tofu y queso de tofu pueden encontrarse en un gran número de tiendas de abarrotes cerca de los tradicionales bloques blancos de tofu.

La soya parece reducir los niveles de colesterol en la sangre, y la U.S. Food and Drug Administration ha autorizado permitir que los alimentos que contienen soya lleven una etiqueta de "saludable para el corazón".

La soya contiene químicos que son similares al estrógeno, llamados isoflavonas. Se piensa de manera amplia que estos son los ingredientes activos de la soya, a pesar de que esta teoría es discutible. Mucha de la información en este artículo coincide parcialmente con aquella del articulo de la isoflavona.

Fuentes

Si le gusta la comida japonesa, china, tailandesa o vietnamita, es fácil conseguir una dosis saludable de soya. El tofu es uno de los alimentos más versátiles del mundo. Se puede freír, prepararse al vapor o agregarse a una sopa. También puede hacer pure un pedazo de tofu y usarlo en lugar del queso ricotta en su lasaña. Si no le gusta el tofu, existen muchos otros productos de soya que puede probar; simples semillas de soya, queso de soya, hamburguesas de soya, leche de soya o tempeh. O, usted puede usar en su lugar un complemento de soya.

Dosis Terapéuticas

La FDA indica un consumo mínimo diario de 25 g de proteína de soya para reducir el colesterol, a pesar de que un consumo más alto probablemente sea más efectivo. Esta cantidad se encuentra de manera típica en 2 1/2 tazas de leche de soya o 1/2 libra de tofu. La evidencia indica que substituir tan sólo un poco de proteína de soya por proteína animal, aunque sean 20 g diarios, puede mejorar significativamente los niveles de colesterol.1 Otros estudios han usado dosis de hasta 40 g diarios.

Usos Terapéuticos

De acuerdo a una evidencia combinada de 38 estudios controlados, la soya puede reducir los niveles de colesterol en la sangre y mejorar la proporción de colesterol LDL ("malo") contra el colesterol HDL ("bueno").2 Con una dosis promedio de 47 g diarios, el colesterol total baja cerca de un 9%, el colesterol LDL un 13% y los triglicéridos un 10%. Los efectos de la soya en el colesterol HDL por sí mismos son menos impresionantes.

La soya puede reducir los síntomas menopáusicos conocidos como "bochornos," pero el estudio resulta conflictivo.75 No se ha demostrado que la soya sea útil para mejorar los bochornos que a menudo se presentan en las sobrevivientes del cáncer de seno.73,89

A diferencia del estrógeno, la soya parece reducir el riesgo de cáncer de útero.5 Su efecto en el cáncer de seno no se ha establecido bien, pero existen razones para creer que la soya puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de seno también,6 - 8 posiblemente al reducir los niveles de estrógeno y prolongar el ciclo menstrual.74 (Para mayor información, consulte el artículo de isoflavona)

La soya también puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata y colon.11 - 13 Además, la soya puede ayudar a prevenir la osteoporosis.14 - 22

Un producto que contiene isoflavonas de soya y otras hierbas ha demostrado ser prometedor para los dolores de cabeza por migraña asociados con el ciclo menstrual (migrañas menstruales).91

¿Cuál es la Evidencia Científica para la Soya?

Colesterol Alto

Varios estudios controlados indican que la soya puede reducir el colesterol LDL ("malo") cerca de un 10%, y quizá elevar ligeramente el colesterol HDL ("bueno") también.23,75,92

A pesar de que existe algo de evidencia de que las isoflavonas son los ingredientes activos de la soya responsables de mejorar el perfil del colesterol,25 - 27,85 varios estudios contradicen esta hipótesis.28 - 31,70,86,87 Los componentes de soya que no son las isoflavonas, como las proteínas, pueden ser igualmente o quizá un poco más importantes que las isoflavonas de la soya.75

Hay otra posibilidad también. Un estudio descubrió que los productos de soya pueden, a veces, tener un perfil poco común de isoflavonas; conteniendo niveles altos de gliceteína de isoflavonas mucho más de lo normal. genisteína y daidzeína.71 La gliciteína podría estar inactiva en relación a la reducción de colesterol; en otras palabras, las variaciones en las proporciones de componentes específicos de isoflavona podrían haber hecho algunos productos estudiados de isoflavona inactivos. Hasta el momento, no está claro bajo qué circunstancias la soya podría tener niveles altos de gliciteína, y si esto representa o no resultados inconsistentes observados en los estudios.

Síntomas Menopáusicos ("Bochornos")

Aunque los resultados de los estudios no son completamente consistentes, la soya puede ser útil para los síntomas de la menopausia, especialmente los "bochornos." Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado con placebo que abarcó 104 mujeres, descubrió que la soya rica en isoflavonas proporcionaba un alivio significativo de los bochornos en comparación con el placebo (proteína de leche). Las mejorías en los bochornos, así como en los otros síntomas como la resequedad vaginal, se observaron en algunos otros estudios de soya o de isoflavonas de soya también.4,35,37,88,93 - 95 Sin embargo, algunos estudios fallaron en encontrar algún beneficio con la soya o con isoflavonas concentradas.38 - 40,72,75,97 Además, en dos estudios doble ciego controlados por placebo, la soya rica en isoflavonas fracasó en reducir los bochornos entre las sobrevivientes de cáncer de seno.73,89

Para hacer las cosas más complicadas, un estudio doble ciego de 241 mujeres que experimentaban bochornos descubrió beneficios equivalentes ya sea en productos libres de isoflavonas o en productos de soya ricos en isoflavonas que se usaron.98

El alto índice del efecto placebo que se observó en varios estudios de síntomas menopáusicos puede explicar estas discrepancias. Además, es posible que ciertas fórmulas de soya contengan también ingredientes no identificados más allá de las isoflavonas que juegan un papel importante.

Osteoporosis

En un estudio que evaluó los beneficios de la soya en la osteoporosis, un total de 66 mujeres posmenopáusicas tomaron o un placebo (proteína de soya a la que se le quitaron las isoflavonas) o proteína de soya con 56 a 90 mg de isoflavonas diariamente durante 6 meses.41 El grupo que tomó la dosis más alta de isoflavonas demostró beneficios significativos en la densidad ósea de la médula espinal. Hubo pocos cambios en el grupo de placebo o el grupo de isoflavona de baja dosis. Este estudio sugiere que las isoflavonas de soya en la proteína de la soya puede ser efectivas para la osteoporosis.

También se observaron casi los mismos resultados en un estudio similar. Este estudio doble ciego de 24 semanas de duración con 69 mujeres posmenopáusicas, descubrió que la soya puede reducir de manera significativa la pérdida ósea de la columna vertebral.42

Beneficios similares con la soya o las isoflavonas de la soya se han observado en algunos, pero no en todos, los estudios con animales así como en otras pruebas con humanos.43 - 52,75,90 Estos resultados conflictivos hacen imposible concluir, hasta ahora, si la soya o las isoflavonas de la soya son útiles para la osteoporosis.

El estrógeno y la mayoría de los otros medicamentos para la osteoporosis funcionan al combatir la fractura de los huesos. Se ha hecho una hipótesis de que la soya también puede funcionar en otras formas, ayudando a aumentar la formación de hueso nuevo.53,54

Temas de Seguridad

Estudios con animales descubrieron que la soya es esencialmente no tóxica.55 Sin embargo, la soya o sus isoflavonas probablemente podrían tener algunos efectos potencialmente dañinos en ciertas situaciones específicas.

La soya parece tener muchos efectos potenciales que implican la glándula tiroidea. Cuando se la dan a individuos con disfunción tiroidea, se ha observado que los productos de soya reducen la absorción de los medicamentos para la tiroides.62 - 76 Además, algo de evidencia insinúa que las isoflavonas de la soya pueden inhibir directamente la función de la glándula tiroidea, a pesar de esta inhibición sólo puede ser significativa en individuos que tienen deficiencia de yodo.77,78 Sin embargo, para hacer las cosas más confusas, los estudios en humanos y animales sanos a quienes les dieron isoflavonas u otros productos de soya, por lo general encontraron o que la soya no tuvo efecto en los niveles de hormonas de la tiroides o que realmente incrementó los niveles.69,79 - 82 El resultado final: En vista de los complejos efectos de la soya respecto a la tiroides, los individuos con disfunción tiroidea no deben consumir grandes cantidades de productos de soya excepto bajo supervisión médica.

Un estudio descubrió que los productos de soya pueden reducir los niveles de testosterona en los hombres.99 Esto probablemente podría causar problemas para los hombres con esterilidad o disfunción eréctil.

La soya puede reducir la absorción de nutrientes como el zinc, hierro y calcio.64 - 68 Para evitar los problemas de absorción, probablemente deba tomar estos minerales por los menos con dos horas de intervalo de consumir la soya.

Otras preocupaciones relacionadas con las propiedades estrogénicas de las isoflavonas de la soya. Por ejemplo, mientras se cree que la soya reduce el riesgo de desarrollar cáncer de seno, es posible que la soya pudiera no ser segura para las mujeres que ya han tenido cáncer de seno. Además, existen preocupaciones de que el uso intensivo de productos de soya por las mujeres embarazadas podría ejercer un efecto hormonal que impacte al feto nonato. Finalmente, algunos expertos han expresado temores de que la soya podría interferir con la acción de los anticonceptivos orales. (Sin embargo, un estudio de 36 mujeres sugiere que tales preocupaciones no tienen fundamento.59) Para mayor información de estos y otros temas de seguridad relativos a las isoflavonas de la soya, consulte el artículo completo de las isoflavonas.

Un estudio observacional levantó preocupaciones de que la soya podría dañar la función mental.83 Sin embargo, los estudios de observación son de muy poca confianza por naturaleza, y los expertos no los consideran como un tema serio.75

Interacciones de las que Debe Estar Consciente

Si usted está tomando complementos de

  • Zinc, hierro o calcio; puede ser mejor comer soya a una hora diferente del día para evitar problemas de absorción.
  • Hormona de la Tiroides: Usted debe consultar a su médico antes de aumentar su consumo de productos de soya.