El licopeno es un antioxidante poderoso que se encuentra en los tomates y en la toronja rosa. Al igual que el suplemento mejor conocido betacaroteno, el licopeno pertenece a la familia de las sustancias químicas conocida como carotenoides. Como un antioxidante, es aproximadamente el doble de poderoso que el betacaroteno.

Hay cierta evidencia de que el licopeno podría ayudar a prevenir el cáncer y otras enfermedades, pero falta la prueba concluyente. Hasta ahora, la mejor evidencia para el licopeno tiene que ver con la prevención de complicaciones durante el embarazo.

Fuentes

El licopeno no es necesariamente un nutriente. Sin embargo, al igual que otras sustancias presentes en frutas y verduras, podría ser muy importante para una salud óptima.

Los tomates son la mejor fuente de licopeno. Afortunadamente, la cocción no destruye al licopeno, así que la salsa de la pizza es igual de buena que el tomate fresco. De hecho, algunos estudios indican que el cocer tomates en aceite podría proporcionar licopeno en una forma que el cuerpo puede usar mejor.1, 2 aunque no todos los estudios están de acuerdo.3 El licopeno también se encuentra en la sandía, guayaba y toronja rosa.

Dosis Terapéuticas

La dosis óptima para el licopeno no se ha establecido, pero la cantidad que se encontró útil en los estudios, generalmente cae en el rango de los 4 a los 6.5 mg diarios.4, 28

Usos Terapéuticos

Los estudios observacionales sugieren que los alimentos que contienen licopeno podrían ayudar a prevenir la degeneración macular, las cataratas y el cáncer.5 - 13 Sin embargo, los estudios observacionales son formas muy poco confiables de determinar la efectividad de los tratamientos médicos; sólo los estudios doble ciego pueden hacerlo y todavía no se ha realizado ninguno sobre estos potenciales usos del licopeno. (Para más información sobre por qué los ensayos doble ciego son tan importantes, vea ¿Por Quélas Terapias ComplementariasDependen en los Estudios Doble Ciego?)

Hasta ahora, el mejor estudio del licopeno evaluó los posibles beneficios para las mujeres embarazadas.28 Los resultados de este ensayo doble ciego preliminar insinúan que los suplementos de licopeno podrían ayudar a prevenir la preeclampsia (una complicación peligrosa del embarazo) así como el retardo en el crecimiento intrauterino (crecimiento inadecuado del feto).

Un pequeño estudio controlado encontró evidencia sugestiva de que el extracto estandarizado de tomates que contenga licopeno podría ser útil para el tratamiento del cáncer de próstata; sin embargo, el estudio no tuvo un grupo de placebo y por eso, así como por razones estadísticas, sus resultados no son fiables.23

Un estudio altamente preliminar, sugiere de manera poco convincente que los extractos de tomates que contengan licopeno podrían ser útiles en el tratamiento del cáncer de seno, mientras que el licopeno sólo no lo es.24

La evidencia muy poco convincente también sugiere que los mismos suplementos de licopeno basados en los tomates podrían ser útiles para tratar la esterilidad masculina25 y para prevenir la enfermedad cardíaca26 y el asma inducida por el ejercicio.27

¿Cuál Es la Evidencia Científica para el Licopeno?

Preeclampsia

Un estudio doble ciego de 251 mujeres evaluó los beneficios potenciales del licopeno durante el embarazo.28 Las participantes en este estudio recibieron ya sea placebo o 2 mg de licopeno, dos veces al día. Por razones que no están del todo claras, el uso de licopeno pareció reducir el riesgo de preeclampsia así como el crecimiento inadecuado del feto.

Mientras que estos resultados son prometedores, los investigadores son cautelosos al hacer conclusiones: Varias otras sustancias se han mostrado prometedoras para la prevención de la preeclampsia en los ensayos preliminares, sólo para fallar cuando se realizaron estudios más grandes y definitivos.29

Prevención del Cáncer

Aunque no hay estudios doble ciego controlados por placebo sobre el licopeno, los resultados de los estudios observacionales son un tanto prometedores.

Un estudio siguió a 47,894 hombres durante 4 años.14 Los hombres que comieron grandes cantidades de tomates o salsa de tomates (incluyendo la que está en la pizza) tuvieron menores índices de cáncer de próstata. En una evaluación que comparó estos alimentos con otros que fueron estudiados, el licopeno pareció ser el común denominador.15

Los estudios observacionales también insinúan que el licopeno podría ayudar a prevenir el cáncer pulmonar, de colon y de seno.16, 17 En un estudio, los ancianos estadounidenses que comieron una dieta alta en tomates tuvieron en general un 50% menos de cáncer que quienes no lo hicieron.18

Sin embargo, otros estudios observacionales no han encontrado que el licopeno sea el ingrediente clave en frutas y verduras para combatir al cáncer.21, 22 En cualquier caso, los estudios observacionales no son fiables; lo que realmente necesitamos son estudios doble ciego grandes en los que las personas reciban ya sea suplementos de licopeno puro o un tratamiento placebo. Desafortunadamente, aún no se ha reportado ninguno.

Cuestiones de Seguridad

Se cree que el licopeno es un suplemento seguro, como lo evidencia el hecho de que los investigadores se sintieron tranquilos de darlo a las mujeres embarazadas.28 Sin embargo, las dosis seguras máximas no se conocen.

Nota: Sugerimos que las mujeres embarazadas deberían consultar con un médico antes de tomar cualquier hierba o suplemento.