Living With image

Vicki se había cambiado de casa al sur de la Florida en febrero del 2002 para casarse; 9 meses después, se le diagnosticó cáncer uterino en su cumpleaños número 43. Ella actualmente se está recuperando de una histerectomía radical y está trabajando como artista mientras se somete a una terapia de radiación.

¿Cuál fue su primera señal de que algo andaba mal? ¿Cuáles fueron los síntomas que experimentó?

Siempre había tenido un ciclo menstrual irregular y los médicos sospechaban que era debido a los fibroides. Pero en septiembre de 1999 yo estaba sangrando tan abundantemente que necesitaba un tampón nuevo cada 10 minutos. Después de un viaje a la sala de emergencias, me aplicaron una inyección de hormonas y se me dijo que viera a mi médico de cabecera. Me dieron un tratamitneo de píldoras de control natal, lo cual funcionó por un rato para regular mi ciclo.

Entonces en abril del 2001, vi a una nueva ginecóloga quien expresó preocupación acerca del hecho de que yo fuera fumadora, lo cual puede causar problemas en las personas que toman la píldora. Ella me cambió a inyecciones hormonales Depo Povera, pero después de 10 días yo empecé a sangrar otra vez. Ella me realizó un ultrasonido, pero resultó negativo, así que continúe con las inyecciones. Sangraba continuamente, pero ligeramente hasta noviembre del 2002. El 18 de noviembre, empecé a tener dolor severo, como si alguien hubiera "arañado" mis entrañas.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

Fui admitida en el hospital el 20 de noviembre con baja presión arterial y bajo nivel de hemoglobina debido a la pérdida de sangre. Recibí transfusiones de sangre y fui sometida a dilación y curetaje (D&C), la cual es una prueba quirúrgica en la que el médico raspa tejido del recubrimiento del cervix para detectar células cancerosas, hiperplasia u otros padecimientos. Recibí la noticia de que tenía cáncer uterino de Etapa II en mi cumpleaños número 43, el 22 de noviembre. Dos días después, me sometí a una histerectomía radical, la cual implicó la extracción de mi útero y de los ovarios.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

Tomé la noticia del cáncer mucho mejor de lo que había pensado que podría. Yo creo que porque el médico me dijo que el 85% de las personas nunca necesitan algún otro tratamiento excepto una histerectomía quirúrgica, la cual extrae el útero y los ovarios. Y él también dijo que la quimioterapia, la cual me asustaba, no era una opción de tratamiento para el cáncer uterino. Así que, me sentí optimista acerca de mis opciones de tratamiento.

¿Cómo se trata el cáncer uterino?

La mayoría de las mujeres pueden ser tratadas con la cirugía sola. El algunos casos donde el cáncer puede haber atravesado la pared uterina para entrar en el torrente sanguíneo y/o los nódulos linfáticos, se recomienda la radiación. En mi caso, el patólogo sospechó que éste había alcanzado el torrente sanguíneo, pero mis nódulos linfáticos estaban limpios. Ahora estoy sometiéndome a 6 semanas de radiación y acabo de terminar el décimo de 28 tratamientos.

¿Tuvo usted que hacer cambios en su estilo de vida o cambios en su dieta en respuesta al cáncer uterino?

Desde luego, me he vuelto un poco lenta, debido a la fatiga. Pero estuve anémica por mucho tiempo, lo cual también me hizo sentir cansada. Así que no noté que estaba más cansada de lo que había estado a lo largo de este tiempo. He estado recuperándome lentamente de la cirugía, tratando de permitir a mi abdomen sanar completamente antes de regresar a cortar vidrio para los mosaicos que yo fabrico. Durante los primeros días de la radiación me sentí con un poco de náusea, pero eso ha cedido. Realmente tengo una cantidad significativa de diarrea como resultado de la radiación que afecta mis intestinos, pero estoy comiendo una dieta balanceada baja en fibras junto con complementos diarios de Metamucil para controlar el problema.

¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?

He recibido mucho apoyo en los varios meses que han pasado, principalmente por parte de mi esposo, quien se tomo una vacacioens del trabajo para ayudarme después de mi cirugía. Mi madre también tomó un vuelo para visitarme de West Virginia y ayudarme.

¿El cáncer uterino tiene algún impacto en su familia?

Esto definitivamente afectó a mi familia, especialmente al principio. Sentí que yo era "la tranquila" los primeros días después de que descubrieron que tenía cáncer. Ellos lloraban y estaban preocupados por mí, pero traté de ser fuerte y racional. Cuando estaba sola, algunas veces lloraba y rezaba para que mis nódulos linfáticos estuvieran limpios, liberando mis sentimientos negativos en privado.

¿Qué consejo le daría a cualquiera que viva con cáncer uterino?

No recalcar lo importante que es que usted debe presionar su médico para hacer un D&C con el fin de detectar el cáncer uterino en caso de que esté presentando problemas ginecológicos como un sangrado irregular. El ginecólogo en el hospital estaba horrorizado de que yo no hubiera tenido un D&C después de tres años de sangrado. A la terapia hormonal le toma tanto tiempo regular su ciclo que usted puede perder tiempo valioso si no investiga su padecimiento a fondo para tratar algunos tipos de cáncer escondidos que podrían estar creciendo.

Como se lo contó a Diane Voyatzis, RD

Febrero del 2003

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.