Usted tiene un historial médico único. Por lo tanto, es esencial que hable con su médico o profesional en el cuidado de la salud acerca de sus factores de riesgo personales y/o experiencia con el mieloma múltiple. Al hablar abierta y regularmente con su médico, usted puede desempeñar una función activa en su cuidado.

Estos son algunos consejos que le facilitarán hablar con su profesional en el cuidado de la salud:

  • Lleve a alguien más con usted. Es útil que otra persona escuche lo que se dice y piense en preguntas para hacer.
  • Escriba sus preguntas con anticipación para que no las olvide.
  • Anote las respuestas que obtenga, y asegúrese de entender lo que está escuchando. Pida que le aclaren las cosas, si es necesario.
  • No tema hacer preguntas o indagar dónde puede encontrar más información sobre lo que está discutiendo. Usted tiene el derecho de saber.

  • ¿Cuál es la etapa de mi mieloma múltiple?
  • ¿Qué significa la clasificación en etapas?
  • ¿Cómo trato mejor el mieloma múltiple?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios asociados con este plan de tratamiento?
  • ¿Cuáles otras opciones existen?
  • ¿Cuándo durarán los tratamientos?
  • ¿Cuándo costarán, y mi seguro los cubrirá?
  • ¿Cuáles efectos secundarios puedo esperar?
  • ¿Qué necesitaré cambiar en mi rutina diaria?
  • ¿Cómo me sentiré durante el tratamiento?
  • ¿Qué necesitar hacer para cuidarme durante el periodo del tratamiento?
  • ¿Qué haremos si el tratamiento no tiene éxito?
  • ¿Hay cambios en el estilo de vida que pueda hacer para ayudar en mi pronóstico?
  • ¿Puede recomendar un grupo de apoyo?
  • ¿Cómo sé que mi programa de tratamiento es efectivo?
  • ¿Debería considerar participar en un estudio clínico?