Radioterapia es el uso de rayos penetrantes de ondas o corrientes de alta energía de partículas para tratar enfermedades. Esta terapia destruye la capacidad de las células cancerosas para crecer y dividirse.

La radioterapia se puede usar para tratar el cáncer estomacal. Por lo general se combina con otros tratamientos, como cirugía y/o quimioterapia. Con frecuencia, la radioterapia se usa después de la gastrectomía, en un intento por matar pequeñas cantidades de células cancerosas que puedan haber pasado desapercibidas durante la cirugía. La radioterapia también se puede usar con o sin quimioterapia en el cáncer estomacal muy avanzado que se considera inoperable.

La radioterapia puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas dolorosos y sangrado asociados con el cáncer estomacal. Debido a que la terapia de radiación puede causar efectos secundarios considerables, con frecuencia se usa para los síntomas que son resistentes a otras formas de tratamiento.

Tipo de Radioterapia Usado para Cáncer Estomacal

La terapia de radiación externa es el tipo usado más frecuentemente para tratar cáncer estomacal. En la terapia de radiación externa, se dirigen rayos hacia el tumor desde fuera del cuerpo. Por lo general, los tratamientos se administran cinco días a la semana, durante aproximadamente cinco minutos por sesión, en el transcurso de 5-6 semanas.

Investigadores están estudiando el uso de radioterapia de rayo de electrón intraoperatorio para el cáncer estomacal. La radiación intraoperatoria combina la cirugía y la radioterapia. Mientras se abre el abdomen durante la cirugía, después que se retira la mayor cantidad posible del tumor, se enfoca una grande dosis de radiación directamente sobre el estómago y áreas cercanas. Algunas veces, esta terapia se administra en combinación con la radioterapia externa.

Efectividad

La radioterapia no es una forma suficiente de tratamiento sola; esto significa que administrada como el único tratamiento, no mejora la supervivencia. Sin embargo, después de cirugía, junto con quimioterapia, en realidad puede mejorar el tiempo de supervivencia. En un estudio reportado recientemente, pacientes a los que se les extirpó completamente su cáncer y recibieron quimiorradiación, tuvieron una supervivencia de 3 años del 50% en comparación con el 41% en pacientes que no recibieron la quimiorradiación. Además, la recaída de cáncer ocurrió en el 43% de quienes recibieron quimiorradiación, en comparación con el 64% de quienes no recibieron este tratamiento. La quimiorradiación en pacientes que tienen cáncer estomacal inoperable también puede mejorar algunos de los síntomas, pero su impacto en la supervivencia no se ha probado.

Efectos Secundarios y Posibles Complicaciones

Efectos secundarios de la radiación para tratar cáncer estomacal incluyen los siguientes:

  • La piel se puede volver seca, roja, irritada, o con apariencia de quemadura solar
  • Náusea, vómito
  • Diarrea
  • Fatiga

Cambios Alimenticios

Después de la radiación, usted puede necesitar ayuda para conformar una dieta nutritiva que pueda tolerar. Puede tener que consultar a un dietista registrado (RD). Algunas sugerencias pueden incluir las siguientes:

  • Comer alimentos más pequeños
  • Comer alimentos más frecuentemente
  • Evitar el alto consumo de grasa en algún momento dado
  • Asegurarse que las calorías que consume sean lo más nutritivas posible
  • Utilizar suplementos alimenticios si usted está teniendo problemas para mantener una buena nutrición

Si usted tiene síndrome de evacuación gástrica rápida, la cual provoca el pasaje rápido de grandes cantidades de alimentos dentro del intestino delgado, puede tener que hacer cambios alimenticios, como reducir su consumo de alimentos que contengan azúcar e incrementar su consumo de proteínas. Los síntomas del síndrome de evacuación gástrica rápida incluyen diarrea, calambres abdominales, náusea, vómito, sudoración, y mareos después de comer. Si usted tiene estos síntomas, contacte inmediatamente a su médico.