Definición

La ataxia cerebelosa aguda es un trastorno del sistema nervioso caracterizado por el comienzo repentino de una alteración de la coordinación muscular, especialmente en el tronco, los brazos y las piernas.

El cerebelo es la parte del cerebro que controla el equilibrio y coordinación. Éste no funciona apropiadamente en el caso de ataxia cerebelosa. Aunque la anomalía de las extremidades suele ser lo más frecuente, también puede ocasionar movimientos oculares anormales. También pueden producirse náuseas y vómitos como parte del trastorno.

Aunque puede suceder a cualquier edad, la ataxia cerebelosa aguda afecta con más frecuencia a los niños. Puede suceder varias semanas después de una infección viral, como varicela. La mayoría de los casos desaparecen sin tratamiento en cuestión de meses. Sin embargo, existen casos de de ataxia cerebelosa progresiva crónica o recurrente.

Si sospecha que usted o su hijo tienen esta condición, contacte a su médico de inmediato.

Cerebelo (sección rosa oscuro)

Vista inferior del cerebro
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Las causas de ataxia cerebelosa aguda incluyen:

Las causas de ataxia aguda recurrente o crónica incluyen:

Acumulación de placa por esclerosis múltiple

Esclerosis Múltiple
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Factores de Riesgo

Los siguientes factores incrementan su probabilidad de padecer ataxia cerebelosa aguda. Dígale a su médico si usted tiene alguno de estos factores de riesgo:

  • Niñez, especialmente a los tres años de edad o menos
  • Infecciones virales
  • Vacunación reciente
  • Exposición a ciertos insecticidas, drogas, o toxinas

Síntomas

Si usted experimenta alguno de los siguientes síntomas, no asuma que se debe a ataxia cerebelosa aguda. Estos síntomas también pueden ser causados por otras afecciones. Si experimenta alguno de ellos, consulte a su médico:

  • Movimientos descoordinados de los miembros o tronco
  • Torpeza con las actividades diarias
  • Dificultad para caminar (inestabilidad)
  • Alteraciones en el lenguaje con habla arrastrada y cambios en el tono y volumen
  • Males visuales
  • Movimientos oculares anormales
  • Síntomas acompañantes pueden incluir:
    • Dolor de cabeza
    • Mareos
    • Cambios en el estado mental (como cambios en la personalidad o el comportamiento)
    • Movimientos oculares caóticos
    • Patrón torpe del habla

Diagnóstico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas, antecedentes clínicos y familiares, además le realizará un examen físico. Observará la coordinación de los miembros para evaluar el grado y la naturaleza de la ataxia.

Pruebas posteriores pueden incluir las siguientes:

  • Evaluación del líquido cefalorraquídeo
  • Imagen de resonancia magnética - un examen que usa ondas magnéticas para tomar imágenes de estructuras internas de la cabeza
  • Tomografía computarizada - un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes de estructuras internas de la cabeza
  • Análisis de sangre metabólicos
  • Ultrasonido: un examen que usa ondas sonoras para examinar la cabeza
  • Análisis de orina
  • Pruebas para detectar otras enfermedades que pudieran provocar los síntomas:
    • Estudio de conducción nerviosa: prueba que mide la velocidad y la potencia de la actividad eléctrica en un nervio para determinar si está funcionando normalmente
    • Electromiografía (EMG): un examen que mide y registra la actividad eléctrica que generan los músculos en reposo y en respuesta a una contracción muscular

Tratamiento

No existe tratamiento para la ataxia cerebelosa aguda. La ataxia suele desaparecer a los pocos meses sin ningún tratamiento. En los casos en que se identifique una causa subyacente, su médico la tratará.

En casos poco frecuentes, es posible que tenga síntomas continuos e incapacitantes. El tratamiento incluye:

El tratamiento con medicamentos para mejorar la coordinación muscular tiene un bajo índice de éxito. Sin embargo, se pueden prescribir los siguientes medicamentos:

  • Clonazepam (p. ej., Klonopin)
  • Amantadina (p. ej., Symmetrel)
  • Gabapentin (p. ej., Neurontin)
  • Buspirona (p. ej., BuSpar)

La terapia ocupacional o física también puede aliviar la falta de coordinación. Hacer cambios en la dieta y tomar suplementos nutricionales pueden resultar útiles.

Prevención

No hay manera de prevenir la ataxia cerebelosa aguda, excepto vacunar a los niños contra infecciones virales que incrementen su riesgo de padecer esta condición.