Definición

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva (OCPD) es un trastorno de la personalidad caracterizado por perfeccionismo excesivo y una necesidad de controlar el entorno de alguien. Las personas con OCPD tienden a ser confiables y disciplinadas, pero también inflexibles e incapaces de rendirse al control. En consecuencia, a las personas con esta afección les resulta difícil expresar sus sentimientos, tener relaciones íntimas y disfrutar de sus éxitos.

A diferencia de muchos otros trastornos de salud mental, las personas con trastornos de personalidad no están conscientes de que sus patrones de pensamiento y conducta son inapropiados. El OCPD es diferente del trastorno obsesivo-compulsivo (OCD), y no está asociado con los pensamientos y comportamientos repetitivos no deseados característicos del OCD.

Causas

No está claro lo que causa los trastornos de personalidad, pero probablemente es una combinación de factores genéticos (heredados) y el entorno de una persona.

Factores de riesgo

Los siguientes factores aumentan la probabilidad de desarrollar TPOC: Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Historial familiar de OCPD u OCD
  • Antecedentes de disciplina severa
  • Ser el hijo mayor
  • Sexo: masculino
  • Edad: primeros años de la adultez

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Perfeccionismo
  • Rigidez
  • Cuidado exagerado del dinero
  • Prestar demasiada atención a los detalles
  • Devoción excesiva al trabajo
  • Incapacidad de deshacerse de objetos gastados o inútiles
  • Moralidad extrema
  • Incapacidad de delegar tareas o compartir
  • Peculiaridades inflexibles, formales, y/o rígidas
  • Precisión y/o puntualidad extremas

Diagnóstico

Probablemente sea derivado a un psiquiatra o terapeuta, quien le preguntará sobre sus síntomas y antecedentes clínicos y de salud mental. Se hará un diagnóstico después de una valoración psiquiátrica completa que descarte otros trastornos, como OCD, y otros trastornos de personalidad.

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Asesoramiento profesional

El asesoramiento que incluye psicoterapia o terapia conductual cognitiva puede ayudar a las personas con OCPD a aprender a divertirse, a evitar la intelectualización excesiva y a abordar los problemas de control.

Medicamentos

En algunos casos, los antidepresivos pueden ayudar a reducir rasgos de la personalidad obsesivo-compulsiva. Sin embargo, en general, el uso prolongado de medicamentos para el tratamiento de OCPD no ha resultado útil. De todos modos, pueden indicarse para tratar otras afecciones, como la depresión.

Prevención

Se desconocen los métodos para prevenir el OCPD. El diagnóstico y el tratamiento oportunos pueden reducir el grado en que las características de la personalidad interfieren con la vida cotidiana.