Definición

La amenaza de aborto puede ocurrir durante las primeras 20 semanas del embarazo y presenta un sangrado vaginal que sugiere un mayor riesgo de perder el embarazo.

Feto en el Primer Trimestre

Nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El sangrado temprano en el embarazo puede originarse del útero, cérvix, o vagina, o puede provenir del exterior de los genitales. En muchos casos, la causa del sangrado se debe a una condición menor que no requiere tratamiento. Sin embargo, si usted experimenta cualquier sangrado vaginal durante su embarazo, particularmente si está asociado con dolor abdominal, debería consultar a su médico. Las posibles causas de sangrado incluyen:

  • Implantación del embrión
  • Infección
  • Irritación (p. ej., después de las relaciones sexuales)
  • Aborto espontáneo
  • Embarazo ectópico: el bebé comienza a desarrollarse fuera del útero, por ejemplo, en una trompa de Falopio
  • Embarazo molar: formaciones usualmente benignas de células placentarias (trofoblastos) en el útero que pueden desparramarse a tejidos cercanos y volverse malignas

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

La amenaza de aborto es común; aproximadamente del 20 al 30% de los embarazos se complican por sangrado en las primeras 20 semanas. Aproximadamente del 10 al 15% de todos los embarazos confirmados finalizan en un aborto (pérdida). Algunos factores que se cree que incrementan el riesgo de amenaza de aborto son:

  • Infección
  • Traumatismo
  • Algunos medicamentos
  • Edad materna avanzada

Síntomas

El principal síntoma de amenaza de aborto es el sangrado durante las primeras 20 semanas de embarazo, con o sin calambres abdominales. El sangrado puede ser ligero o abundante.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Otras pruebas pueden incluir:

  • Ecografía: una prueba que usa ondas sonoras para examinar el cuerpo.
  • Control cardíaco fetal: procedimiento en el cual se colocan electrodos sobre el abdomen para detectar la frecuencia cardíaca fetal (detectable de 8 a 10 semanas de embarazo) y para determinar la fuerza y duración de las contracciones uterinas
  • Análisis de sangre

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Muchos casos de amenaza de aborto no requieren tratamiento alguno. En otros casos, las opciones de tratamiento incluyen:

Descanso en Cama

Su médico puede recomendar descanso en cama si su sangrado es abundante. Él también le puede dar instrucciones sobre limitar su actividad.

Medicamentos

El médico puede indicar la administración de progesterona , que es una hormona femenina que afianza un embarazo. También puede relajar su útero si usted está experimentando un útero acalambrado. El hidrocloruro de bufenina es otro medicamento que se puede usar para relajar su útero.

Finalmente, si su sangre es Rh-negativa y su pareja es Rh +, el médico puede indicarle inmunoglobulina anti-D. Esto evitará que el cuerpo produzca anticuerpos contra la sangre de su feto.

Si se le diagnostica una amenaza de aborto, siga las instrucciones del médico.

Prevención

Por lo general no hay manera de prevenir una amenaza de aborto. Pero lo que puede hacer para incrementar su probabilidad de tener un embarazo saludable incluye:

  • Evitar el alcohol, cigarros, y drogas ilegales
  • Limitar el consumo de cafeína
  • Controlar cualquier afección clínica, como la diabetes o el hipotiroidismo
  • Hable con su médico antes de tomar medicamentos para asegurarse que esté segura durante el embarazo
  • Diagnosticar y tratar las infecciones (p. ej., vaginosis bacteriana, gonorrea) lo antes posible
  • Evite el contacto con toxinas (p. ej., arsénico, plomo, poliuretano, metales pesados, solventes orgánicos)
  • Reciba cuidado prenatal regular