Definición

Esta lesión ocurre cuando hay una ruptura en el hueso patelar. El hueso patelar es un hueso grande y movible en frente de la rodilla.

La Rótula

si55550925_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El hueso patelar es parte de la articulación de la rodilla. Éste se forma entre los tendones que conectan al hueso del muslo (fémur) con el hueso de la pierna (tibia). Éste protege la parte frontal de la articulación de la rodilla y actúa como un punto de apoyo, brindando mayor poder a los músculos del muslo, los cuales extienden la rodilla. La porción interna del hueso patelar tiene contacto con parte del hueso del muslo en la articulación de la rodilla.

Algunas causas comunes de esta lesión incluyen:

  • Golpe fuerte en la rodilla (p. ej., durante deportes, una caída o un accidente automovilístico)
  • Esfuerzo excesivo sobre la rodilla (p. ej., durante el levantamiento de peso, al subir escaleras, o al ejercitar demasiado una rodilla en proceso de curación)

Factores de riesgo

Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar una fractura patelar:

  • Edad avanzada
  • Posmenopausia
  • Reducción de la masa muscular
  • Osteoporosis (masa ósea reducida)
  • Participar el ciertos deportes de contacto (p. ej., fútbol americano, fútbol)
  • Obesidad, la cual ejerce esfuerzo sobre músculos, huesos, tendones y ligamentos
  • Violencia, como accidentes automovilísticos o automovilísticos-peatonales

Informe al médico si tiene alguno de estos factores de riesgo.

Síntomas

Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a una fractura patelar. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor repentino e insoportable en la rótula
  • Inflamación y sensibilidad
  • Incapacidad para extender la rodilla

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Él también le practicará un examen físico. El médico examinará la rodilla para detectar signos de fractura. Las pruebas pueden incluir:

  • Examen con la pierna enderezada - un examen para ver si usted puede elevar su pierna mientras está recostado; si no puede hacerlo, esto podría ser una señal de una fractura
  • Rayos X - un examen que usa radiación para tomar una imagen de estructuras internas del cuerpo, especialmente los huesos, para buscar rupturas en el hueso
  • Tomografía computarizada - un tipo de rayos X que usa una computadora para tomar imágenes de estructuras internas del cuerpo, muestra imágenes más detalladas
  • Resonancia magnética: una prueba que usa ondas magnéticas para captar imágenes de estructuras internas del cuerpo

Tratamiento

Consulte con el médico para saber cuál es el mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Enfoque No Quirúrgico

Después de los exámenes, su médico determinará si usted necesita cirugía. Si la rótula no presenta una lesión grave, el médico le colocará un yeso en la rodilla. Este yeso podría tener que utilizarse durante seis semanas. Después de eso, usted usará un refuerzo para la rodilla y someterse a terapia física. Es posible que tenga que usar un bastó o muletas .

Su médico podría recomendar analgésicos para reducir el dolor y la inflamación.

Cirugía

Si el hueso patelar está roto en pedazos, entonces necesitará cirugía. Existen dos tipos de cirugía que se utilizan comúnmente para tratar esta lesión:

  • Cirugía de fijación interna por reducción abierta - El médico utiliza broches y tornillos para volver a unir las piezas rotas.
  • Patelectomía - El médico retira parte de la rótula o la rótula completa.

Después de la cirugía, usted necesitará realizar terapia física. Esto puede implicar ejercicios de la amplitud del movimiento y elongaciones. Usted formará fuerza lentamente en la pierna lesionada. En algunos casos, se necesitará otra cirugía para retirar los broches y tornillos

Dependiendo de la lesión, la recuperación puede tardar semanas o varios meses.

Prevención

Para ayudar a reducir su probabilidad de tener una fractura patelar, tome las siguientes medidas:

  • No se ponga en riesgo de traumatismo en el hueso.
  • Coma una dieta rica en calcio y vitamina D.
  • Realice ejercicios de levantamien para fortalecer los huesos.
  • Fortalezca los músculos para prevenir caídas y mantenerse activo y ágil.
  • Cuando participe en deportes o actividades físicas, use protectores y equipo de seguridad adecuados.