Definición

La nefropatía por inmunoglobulina A (IgA) es un trastorno renal. Puede comenzar con cambios leves en los riñones, pero puede provocar enfermedad renal crónica o insuficiencia renal.

Anatomía del riñón

Glomerulonefritis
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La nefropatía por IgA es causada por una acumulación de la proteína IgA en los riñones. Las proteínas IgA ayudan al cuerpo a combatir infecciones. El número de estas proteínas aumenta cuando se sufre una infección como un resfriado o una gripe.

La acumulación de proteínas puede dañar los filtros de los riñones. Estos filtros son necesarios para limpiar la sangre a medida que pasa por ellos. Si se dañan los filtros, los riñones no pueden limpiar la sangre. Un daño leve en los filtros no provoca ningún cambio, pero un daño grave empeora la salud. La nefropatía por IgA también puede ocasionar que algo de sangre y proteínas se filtren a la orina.

La genética también puede estar relacionada con la acumulación de proteínas IgA en el riñón.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan sus probabilidad de padecer nefropatía por IgA incluyen los siguientes:

Síntomas

En la etapa inicial de la nefropatía por IgA, no suele haber síntomas.

El primer signo de esta condición suele ser sangre en la orina. Esto suele ocurrir después de una infección como un resfriado. Las pequeñas cantidades de sangre en la orina solo pueden detectarse haciendo una prueba, mientras que grandes cantidades de sangre pueden hacer que la orina sea rosada o del color de las bebidas cola.

Los síntomas de las etapas posteriores también pueden incluir los siguientes:

  • Inflamación de las manos y pies
  • Infecciones repetidas de las vías respiratorias superiores
  • Fatiga
  • Dolor muscular
  • Fiebre

Diagnóstico

Se le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico.

Es posible que se analicen los líquidos y tejidos corporales. Esto puede realizarse por medio de:

  • Análisis de orina
  • Análisis de sangre
  • Biopsia

Tratamiento

No hay cura para la nefropatía por IgA. El objetivo del tratamiento es lentificar el daño a los riñones. Su médico hará un plan para controlar los síntomas relacionados, como la presión arterial alta.

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

Según los síntomas que tenga y su salud general, su médico puede indicar lo siguiente:

  • Medicamentos para ayudar a controlar la presión arterial y a disminuir la pérdida de proteínas en la orina
  • Medicamentos para reducir el nivel de colesterol
  • Corticoesteroides para disminuir la inflamación del cuerpo
  • Medicamentos para inhibir el sistema inmunitario

Cambios en la alimentación

Su médico puede recomendar ciertos cambios en su alimentación. Los cambios dependerán de su estado de salud general y del funcionamiento de los riñones. Estos cambios pueden incluir, por ejemplo:

  • Controlar las proteínas en la alimentación por medio de reducir o evitar la ingesta de lo siguiente:
    • La mayoría de las carnes y productos lácteos
    • Gluten: proteína que se encuentra en el trigo, el centeno, la cebada y la avena
  • Controlar la sal en la alimentación
  • Cambios en la alimentación para controlar los niveles de colesterol en sangre

Su médico puede recomendarle ciertos suplementos, como el aceite de pescado Hable con su médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento.

Cambios en el estilo de vida

El ejercicio puede contribuir a la salud en general. También puede ayudar a controlar el colesterol y la presión arterial.

Si fuma, hable con su médico sobre cómo abandonar el hábito con éxito.

Asistencia renal

La diálisis hace el trabajo de los riñones si estos no funcionan bien. No puede curar el daño renal, pero lo ayudará a sentirse mejor y a reducir síntomas como la presión arterial alta.

Un trasplante de riñón puede ser necesario cuando la enfermedad ha avanzado y los riñones fallan.

Prevención

La causa de la nefropatía por IgA no es clara, por lo que no hay medidas conocidas para prevenirla.

Dígale a su médico si tiene antecedentes familiares de nefropatía por IgA. Usted y su médico pueden estar atentos a signos de la enfermedad y controlar problemas como la presión arterial alta y el colesterol.