Lactobacillus acidophilus es una cadena "amigable" de bacteria utilizada para hacer yogur y queso. A pesar de que nacemos sin ellos, los acidophilus pronto se establecen por sí mismos en nuestros intestinos y ayudan a prevenir las infecciones intestinales. Los acidophilus también florecen en la vagina en donde protegen a las mujeres contra la infección por cándida.

Los acidophilus son uno de los varios microbios conocidos colectivamente como probióticos (literalmente, "pro-vida," indicando que son bacterias y hongos que ayudan en lugar de hacer daño). Otros incluyen las bacterias L. bulgaricus, L. reuteri, L. plantarum, L. casei, B. bifidus, S. salivarius, y S. thermophilus y las levaduras Saccharomyces boulardii. Su tracto digestivo es como un ecosistema de bosque tropical, con billones de bacterias y cándida en lugar de árboles, sapos y leopardos. Algunos de estos habitantes internos son más útiles para su cuerpo que otros. Los acidófilos y los probióticos relacionados no sólo ayudan a la función del tracto digestivo, también reducen la presencia de organismos no tan sanos compitiendo con ellos por el limitado espacio disponible. Por esta razón, el uso de probióticos puede ayudar a prevenir la diarrea infecciosa.

Los antibióticos pueden desequilibrar el balance de su "bosque tropical interior" matando la bacteria amigable. Cuando esto sucede, bacterias y hongos dañinos pueden mudarse y florecer. Esto puede causar infecciones vaginales por cándidas. Por lo contrario, parece que el uso regular de probióticos puede ayudar a prevenir las infecciones vaginales y, en general, mejorar la salud del sistema gastrointestinal. Siempre que tome antibióticos, probablemente debe tomar probióticos también y continuar tomándolos un tiempo después de que termine con su tratamiento.

Fuentes

Aunque creemos que son útiles y quizás necesarios para la salud humana, no tenemos un requerimiento diario de la bacteria probiótica. Son criaturas vivas, no químicos, así que pueden mantenerse por sí mismas en su cuerpo a menos que algo venga a dañarlas, como los antibióticos.

Los productos lácteos cultivados como el yogur y el kefir son buenas fuentes de acidophilus y otras bacterias probióticas. Los suplementos están disponibles de manera amplia en forma de polvo, líquido, cápsula o tableta. Ambas tiendas, la de abarrotes y las naturistas tienen leche que contiene acidophilus vivos.

Dosis Terapéuticas

Las dosis de acidophilus no se expresan en gramos o miligramos, sino en billones de organismos. Una dosis diaria típica debe suministrar de 3 a 5 billones de organismos vivos. Otras bacteria probióticas se usan de manera similar. La dosis típica del hongo S. boulardii es de 500 mg dos veces al día (estandarizado para proporcionar 3 x 10 unidades de 10 colonias en formación por gramo), para ser tomadas mientras se viaja, o cuando se empiezan a usar antibióticos y se continua algunos días después de dejarlos de tomar.

Debido a que los probióticos no son medicamentos, sino más bien organismos vivos que usted está tratando de trasplantar a su tracto digestivo, es necesario tomar el tratamiento regularmente. Cada vez que lo haga, refuerza las colonias bacterianas en su cuerpo, lo que puede expulsar gradualmente la bacteria y hongos dañinos que crecen ahí.

El inconveniente de usar un organismo vivo es que los probióticos pueden morir en el estante de la tienda. De hecho un estudio llevado a cabo en 1990, descubrió que la mayoría de las cápsulas de acidófilos que estaban en el mercado no contenían acidófilos vivos.1 La etiqueta de contenido debe garantizar los acidophilus vivos (o bulgaricus, y así) en el momento de la compra, no sólo en el momento de la producción. Otro intento es comer alimentos ricos en acidophilus como el yogur, en donde es más probable que la bacteria aún esté viva.

Para tratar o prevenir las infecciones vaginales, mezcle dos cucharadas soperas de yogur o el contenido de un par de cápsulas de acidophilus con agua tibia y úsela como una ducha.

Finalmente, además de aumentar su consumo de probióticos, usted puede tomar suplementos de fructooligosacáridos , que pueden promover que las colonias de bacteria de ayuda florezcan en el tracto digestivo. (Los fructooligosacáridos son carbohidratos que se encuentran en la fruta. Fructo significa "fruta," y un oligosacárido es un tipo de carbohidrato.) Tomar este suplementos es como poner abono en el jardín; está pensado para fomentar un ambiente saludable para la bacteria que quiere tener dentro de usted. La dosis diaria típica de frutooligosacáridos es entre 2 y 8 g.

Usos Terapéuticos

Evidencia de muchos pero no de todos los ensayos doble ciego controlados por placebo sugiere que los probióticos pueden ser útiles para muchos tipos de diarrea así como también para el síndrome del intestino irritable.2 28,53 - 57,68,70,71

Además, los probióticos han demostrado promesas importantes para prevenir o tratar el eccema,29,30,51,52 previniendo las infecciones vaginales por cándida,31 - 36,48 tratando la colitis ulcerativa,37-39 y ayudando a prevenir los resfriados43, posiblemente al mejorar la inmunidad.40 - 42

La bacteria Helicobacter pylori es la causa principal de las úlceras en el estómago y el duodeno. Los antibióticos pueden matar la H. pylori, pero se debe usar más de uno al mismo tiempo y aún así la bacteria no necesariamente es erradicada. Los probióticos pueden ser útiles. La evidencia sugiere que varios probióticos puede inhibir el crecimiento de la H. pylori.65-67 Mientras este efecto no parece ser lo suficientemente fuerte para que el tratamiento probiótico erradique a la H. pylori por su cuenta, pruebas preliminares, incluyendo un prueba doble ciego,55 sugiere que varios probióticos pueden ayudar a estandarizar que la terapia probiótica funcione mejor, mejorando la tasa de erradicación y reduciendo los efectos secundarios.47,55,58,60,63,65,67,117

Pruebas doble ciego preliminares sugieren que los probióticos pueden ayudar a prevenir enfermedades cardíacas reduciendo los niveles de colesterol.44,45,46

El tratamiento probiótico también ha sido propuesto como tratamiento para las aftas dolorosas y como una medida contra el cancer de colón, pero no existe evidencia sólida de que se efectivo.

Existe alguna evidencia de que los probióticos pueden ayudar a reducir los síntomas de las alergias a la leche cuando se agregan a la leche.49

Finalmente, los probióticos pueden ayudar en un condición controversial conocida como el síndrome de hipersensibilidad a la cándida (también conocida como candidiasis crónica, cándida crónica, candidiasis sistémica, o sólo cándida). Como lo describen algunos practicantes de la medicina alternativa, el síndrome de hipersensibilidad por cándida consiste en una explosión de la población de la normalmente benigna de Cándida un hongo que vive en la vagina y en todas partes del cuerpo, unida con un tipo de sensibilidad alérgica a ella. Los suplementos probióticos se recomiendan ampliamente para esta enfermedad debido a que establecen poblaciones grandes y saludables de bacteria amigable para competir con la Cándida que está tratando de sentar su residencia.

Una prueba abierta de un año de duración de 150 mujeres encontró que los Lactobacillus probióticos eran inefectivos para prevenir las infecciones del tracto urinario en comparación con el jugo de arándano o ningún tratamiento.50

¿Cuál es la Evidencia Científica para los Acidophilus y Otros Probióticos?

Diarrea del Viajero

De acuerdo con varios estudios, parece que el uso regular de acidophilus y otros probióticos puede ayudar a prevenir la "diarrea del viajero" (una enfermedad provocada por comer alimentos contaminados, usualmente en países en vías de desarrollo).4,12 Un estudio doble ciego controlado por placebo que evaluó a 820 personas que viajaron al sur de Turquía, encontró que el uso de un probiótico llamado Lactobacillus GG protegía significativamente en contra de la infección intestinal.7

Otros estudios que utilizaron S. boulardii han encontrado beneficios similares.11,13,14 incluyendo una prueba doble ciego controlada por placebo que abarcó a 3,000 viajeros austriacos.14 Los grandes beneficios fueron vistos en los viajeros que visitaron Africa del Norte y Turquía. Los investigadores se dieron cuenta del beneficio dependiendo del uso consistente del producto, y una dosis de 1,000 mg diarios fue más efectiva que 250 mg diarios.

Diarrea Infecciosa

Los probióticos también pueden ayudar a prevenir o tratar las infecciones agudas de diarrea en niños y adultos.

Una revisión de la literatura publicada en el 2001 encontró 13 pruebas doble ciego controladas por placebo en el uso de probióticos para la infección aguda de diarrea en infantes y niños; 10 de estas pruebas implicaban tratamiento y 3 implicaban prevención.71 Sobre todo, la evidencia sugiere que los probióticos puede reducir significativamente la duración de la diarrea y quizá ayudar a prevenirla. La evidencia es más fuerte con los probióticos Lactobacilos GG y para la infección con un virus en particular llamado rotavirus.

Por ejemplo, una prueba doble ciego controlada por placebo de 269 niños (de edades de 1 mes a 3 años) con diarrea aguda encontró que aquellos tratados con Lactobacillus GG se recuperaron más rápido que aquellos a quienes se les dieron placebos.22 Los mejores resultados fueron vistos entre los niños con infección de rotavirus (el rotavirus es un virus que puede causar diarrea severa en los niños). Resultados similares con Lactobacillus GG fueron vistos en un estudio doble ciego de 71 niños.59

Además, un estudio doble ciego evaluó los posibles beneficios del probiótico L. reuteri en 66 niños con diarrea por rotavirus.5 El estudio encontró que el tratamiento acortaba la duración de los síntomas, y entre más alta la dosis, mejor el efecto.

Un estudio doble ciego controlado por placebo de 81 niños hospitalizados encontró que el tratamiento con Lactobacillus GG redujo el riesgo de desarrollar diarrea, particularmente infección por rotavirus.61 Un estudio doble ciego controlado por placebo encontró que los Lactobacillus GG ayudaron a prevenir la diarrea en 204 niños desnutridos.62

Otros estudios indican que los probióticos B. bifidum, Streptococcus thermophilus,L. casei, Lactobacillus LB, y S. boulardii - de manera tanto individual como combinada con L. reuteri y L. chamnosus - también pueden ayudar a prevenir o tratar la diarrea en infantes y niños.8,9,11,15,23,26,56,57 Un estudio encontró que la bacteria en la familia de B. bifidum puede matar numerosas bacterias que causan la diarrea.69

Tenga en cuenta que la diarrea en niños pequeños puede ser seria. Si persiste más de un día, usted debería consultar a un médico.

Un estudio grande (211 participantes) doble ciego controlado con placebo encontró que los adultos también se pueden beneficiar con el tratamiento de los probióticos.26

Diarrea Relacionada con Antibiótico

Los resultados de muchas, pero no de todas, las pruebas doble ciego y abiertas sugieren que los probióticos, incluyendo S. boulardii y Lactobacillus GG, pueden ayudar a prevenir o reducir la diarrea relacionada con antibióticos.10,11,16 18,25 28,75,76 Un estudio evaluó a 180 personas, que recibieron ya fuera un placebo o 1,000 mg de saccharomyces diariamente junto con su tratamiento antibiótico y se encontró que el grupo tratado desarrollo diarrea significativamente con menos frecuencia.16 Un estudio similar de 193 personas también encontró beneficio.18 Sin embargo, un estudio de 302 personas no encontró beneficio con los Lactobacillus GG.25

Otras Formas de Diarrea

Evidencia preliminar sugiere que los probióticos pueden ser útiles para reducir diarreas y otros efectos secundarios gastrointestinales causados por el tratamiento de cáncer (radiación o quimioterapia).78,79

Pequeños estudios doble ciego sugieren que la S. boulardii podría ser útil en el tratamiento de diarrea crónica en personas con VIH, pacientes hospitalizados que tengan que alimentarse por tubos y personas con la enfermedad de Crohn.11,19 21

Enfermedad del Intestino Inflamado (Colitis Ulcerativa y Enfermedad de Crohn)

Los padecimientos de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa caen dentro de la familia de enfermedades conocidas como enfermedad del intestino inflamado. La diarrea crónica es una característica común de estas enfermedades.

Una prueba doble ciego con 116 personas con colitis ulcerativa comparó el tratamiento probiótico contra una dosis relativamente baja del medicamento estándar mesalazina.37 Los resultados sugirieron que el tratamiento probiótico podría ser igualmente efectivo como la dosis baja de mesalazina para controlar los síntomas y mantener la remisión. Se observó evidencia del beneficio también en otras pruebas.38

Otro estudio encontró que la S. boulardii es útil para la diarrea en la enfermedad de Crohn.20

Los probióticos podrían ser útiles para las personas con colitis ulcerativa a quienes les han quitado parte o todo el colon. Tales personas desarrollan frecuentemente una complicación llamada pouchitis, inflamación de una parte del intestino remanente. Una prueba doble ciego de 9 meses de duración de 40 personas, encontró que una combinación de tres bacterias probióticas podría reducir significativamente el riesgo de un brote de pouchitis en las personas con pouchitis crónica.39 A los participantes se les dio ya fuera placebo o una mezcla de varios probióticos, incluyendo cuatro cadenas de Lactobacilli, tres cadenas de Bifidobacteria. y una cadena de Streptococcus salivarius. Los resultados mostraron que las personas tratadas eran menos propensas a tener recaídas de pouchitis. Otro estudio encontró que los probióticos usados justo después de una cirugía pueden ayudar a prevenir que se desarrolle la pouchitis en general.80

Síndrome del Intestino Irritable

Las personas con el síndrome del intestino irritable (IBS) experimentan dolorosos malestares digestivos así como diarrea y estreñimiento alternados y otros síntomas. A pesar de que la causa del síndrome del intestino irritable no es conocida, una posibilidad es la perturbación de las bacterias intestinales saludables. Basándose en esta teoría, los probióticos han sido probados como tratamiento para el IBS.

En una prueba doble ciego controlada por placebo de 4 semanas de duración en 60 personas con IBS, el tratamiento con L. plantarum redujo significativamente los gases intestinales.2 Los beneficios persistieron durante un año adicional después de que se dejó el tratamiento.

En otra prueba doble ciego con duración de 4 semanas, 40 personas con IBS recibieron nuevamente ya fuera L. plantarum o un placebo.70 Los resultados demostraron una mejoría sobre todos los síntomas en el grupo tratado en comparación con el grupo del placebo.

Los beneficios fueron apreciados también en otras tres pequeñas pruebas doble ciego, utilizando L. plantarum,53L. acidophilus3 o una combinación probiótica patentada que incluye muchas cadenas.54 Sin embargo, en un estudio doble ciego, cruzado, controlado por placebo de 24 personas con síndrome del intestino irritable, el uso de Lactobacillus GG falló en producir cualquier beneficio notorio.68

Eccema

El uso de probióticos durante el embarazo y después del nacimiento puede reducir el riesgo del eccema infantil. En una prueba doble ciego controlada por placebo que abarcó a 159 mujeres, las participantes recibieron un placebo o cápsulas de Lactobacillus GG empezando de 2 a 4 semanas antes de la fecha esperada del parto.29 Después del parto, las madres que amamantaron continuaron tomando placebos o los probióticos durante 6 meses; a los infantes alimentados con fórmula se les dio un placebo o un probiótico de forma directa durante el mismo período de tiempo. Los resultados demostraron que el uso de Lactobacillus GG redujo el riesgo de los niños a desarrollar eccema aproximadamente en un 50%.

Los infantes que ya tienen eccema también se pueden beneficiar, de acuerdo a cuatro pequeñas pruebas doble ciego.30,51,52,77

Infecciones Vaginales por Cándida

Una revisión de los muchos estudios que hay del uso de acidofilus orales o tópicos para prevenir las infecciones vaginales por cándida concluyó que puede ser efectivo, pero se necesitan más estudios.11,32

Inmunidad

Algunos estudios sugieren que diferentes probióticos pueden aumentar la función inmune; sin embargo, la mayoría de estos no fueron estudios doble ciego.40 Una prueba doble ciego controlada por placebo con duración de 12 semanas, evaluó a 25 ancianos saludables, a la mitad de ellos se les dio leche que contenía una cadena particular de Bifidobacterium lactis, a los otros, leche sola.42 Los resultados mostraron varios cambios en los parámetros inmunológicos que los investigadores tomaron como posibles indicadores para mejorar la función inmunológica. Otros estudios doble ciego controlados por placebo de 50 personas que usaron B. lactis tuvieron resultados similares.41

Además, un estudio doble ciego controlado por placebo de 7 meses de duración, con 571 niños en guarderías en Finlandia encontró que el uso de leche fortificada con Lactobacillus GG redujo el número y la severidad de infecciones respiratorias.43

Sin embargo, un estudio más pequeño y de menor duración fracasó en encontrar cualquier efecto en las infecciones respiratorias.81

Colesterol

Una prueba doble ciego controlada por placebo de 8 semanas de duración con 70 personas con sobrepeso demostró que un tratamiento probiótico que contenía S. thermophilus y Enterococcus faecium podría reducir el colesterol LDL ("malo") cerca de un 8%.45 Resultados positivos similares fueron observados en otras pruebas de los mismos o de otros probióticos.44,46,73,74 Sin embargo, una prueba doble ciego controlada por placebo de 6 meses no encontró ningún beneficio a largo plazo.72 Los investigadores especulan que los participantes dejaron de usar el producto con regularidad casi en la parte final del estudio.

Cuestiones de Seguridad

Los probióticos pueden causar ocasionalmente un aumento temporal de gases, pero fuera de esto no representan ningún riesgo conocido para la mayoría de las personas. Sin embargo, los individuos que tomen inmunosupresores podrían, posiblemente, correr el riesgo de desarrollar una infección peligrosa con los mismos organismos probióticos; al menos una persona que tomaba medicamentos inmunosupresores murió de esta forma.31

Interacciones de las Que Debe Estar Consciente

Si usted está tomando antibióticos, puede ser beneficioso tomar suplementos de probióticos al mismo tiempo y continuar tomándolos durante un par de semanas después de que haya terminado su tratamiento de medicamentos. Esto le ayudará a restaurar el balance natural de bacteria en su tracto digestivo.