La fertilización in vitro (IVF) es el tipo más común de reproducción asistida. La reproducción asistida es el uso de tratamientos médicos diseñados para ayudar a parejas que no son capaces de embarazarse por sí solas.

En la IVF, una mujer es tratada con hormonas para causar que sus óvulos maduren. Entonces, los óvulos son recuperados durante un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo (aspiración con aguja guiada por ultrasonido o laparoscopía) y se combina con los espermatozoides de un hombre fuera del cuerpo de la mujer en un plato de laboratorio. Allí, los óvulos se fertilizan y los embriones resultantes crecen en el laboratorio durante unos cuantos días. Después, los embriones se transfieren dentro del útero de la mujer, donde se pueden implantar, provocando un embarazo.

Fertilización

Fertilization Fallopian Tubes Conception
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La IVF se puede usar para tratar una variedad de tipos de infertilidad, y puede incrementar las probabilidades de una pareja para lograr un embarazo. El índice de éxito varía según la edad de la madre, embriones frescos o congelados, y el uso de los propios óvulos de la paciente o de óvulos de donador. En los Estados Unidos, el índice de nacimientos vivos por ciclo de IVF usando óvulos frescos que no sean de donador es del 37% en mujeres menores de 35 años, el 29% en mujeres de 35-37 años de edad, el 20% en mujeres de 38-40 años, y del 6% al 10% en mujeres mayores de 40 años.

Aunque puede ser exitosa, la IVF es costosa. El costo promedio total para IVF es de aproximadamente $12,400 dólares, pero esta cifra variará en gran medida dependiendo de cuáles medicamentos se necesiten y cuántos ciclos se lleven a cabo. Algunos estados tienen leyes que requieren que las compañías aseguradoras cubran servicios de infertilidad como IVF. Para averiguar si su estado tiene estas leyes, usted puede llamar a la oficina de "Insurance Commissioner" de su estado.