Definición

Un embarazo típico dura entre 38 y 42 semanas. Un embarazo prolongado dura más de 42 semanas. El riesgo de desarrollar ciertos problemas de salud es mayor en los embarazos prolongados que en los embarazos a término. Este problema requiere cuidados adicionales y control de su médico.

Causas

Se desconoce la causa exacta de un embarazo prolongado. Aproximadamente del 5% al 10% de los embarazos son prolongados.

Factores de riesgo

Informe a su médico si anteriormente tuvo un embarazo prolongado. Es probable que vuelva a tenerlo.

Síntomas

Si todavía está embarazada después de su fecha de parto, consulte al médico.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. También le realizará un examen físico.

Para evaluar la salud del bebé, el médico usará una máquina (un monitor fetal electrónico) para controlar los latidos cardíacos del bebé. También podrá realizar una ecografía. Una ecografía es un examen que usa ondas sonoras para examinar al bebé. Mide la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé y observa sus movimientos.

Para ver si su cuerpo está preparado para el parto, el médico también podrá revisar el cuello uterino para ver si está abriéndose y borrándose.

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Manejo expectante

Algunas mujeres y sus médicos optan por esperar que el trabajo de parto comience solo. Durante este período de espera y observación, el médico controlará de cerca la frecuencia cardíaca del bebé, los niveles de líquido amniótico, la respiración y los movimientos del bebé. Si hay signos de problemas o si su embarazo se prolonga más de dos semanas después de la fecha prevista de parto (42 semanas de embarazo), el médico podrá recomendar la inducción del parto.

Inducción del parto

Si el parto no comenzó naturalmente, hay algunas formas en las que el médico puede tratar de desencadenar o “inducir” el parto.

  • Los medicamentos pueden ayudar a que el cuello uterino se ablande y se abra. Los medicamentos pueden ser comprimidos, gel o supositorios.
  • Se hace una pequeña rotura en el saco amniótico para “romper la bolsa”. Esto es indoloro y puede provocar contracciones.
  • El médico podrá hacer un barrido de membranas, en el cual usa el dedo para "barrer" alrededor del cuello uterino y separarlo de las membranas que rodean al bebé. Esta acción libera hormonas llamadas prostaglandinas, que pueden inducir el parto.
  • El médico le podrá dar un medicamento llamado oxitocina por vía endovenosa, el cual iniciará las contracciones y ayudará a que se mantengan regulares y fuertes.

En general, para las mujeres con un embarazo prolongado y que tienen inducido el parto, es menos probable que necesiten un parto por cesárea, en comparación con las mujeres cuyo trabajo de parto comienza naturalmente.

Feto a término con membrana

BL00030_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Prevención

Poco se puede hacer de antemano para reducir las posibilidades de tener un embarazo prolongado. Si su embarazo se prolonga más allá de las 42 semanas, hable con su médico antes de intentar cualquier remedio casero para iniciar el trabajo de parto. La mayoría de los remedios caseros no están comprobados y pueden ser perjudiciales para usted y para el bebé.