Factores que Afectan la Decisión de Viajar

De acuerdo al American Congress of Obstetricians and Gynecologists, el momento más seguro para que usted viaje durante su embarazo es durante el segundo trimestre (semanas 18-24), cuando usualmente usted se siente mejor y está en menos peligro de experimentar un aborto espontáneo o un trabajo de parto prematuro. En su tercer trimestre, debe permanecer dentro de 300 millas alrededor de su casa debido a preocupaciones sobre el acceso a atención médica.

Posibles Problemas

Los problemas que pueden surgir incluyen:

  • Trabajo de parto prematuro y alumbramiento mientras viaja
  • Labor de parto prematuro falso
  • Sangrado en el tercer trimestre
  • Trombosis de las venas profundas y émbolos pulmonares
  • Flebitis (inflamación de las venas, con frecuencia de las piernas)
  • Presión arterial elevada y preeclampsia
  • Fatiga
  • Acidez
  • Indigestión
  • Estreñimiento
  • Flujo o sangrado vaginal
  • Calambres en las piernas
  • Aumento en la frecuencia de la micción
  • Hemorroides

Sin importar la etapa de su embarazo, consulte con su proveedor del cuidado de la salud antes de tomar cualquier decisión respecto a viajar. Las consideraciones importantes incluyen potenciales problemas asociados con viajes internacionales, así como la calidad de la atención médica disponible en el lugar de destino y durante su tránsito.

Indicaciones para Viajar

Una vez que haya decidido viajar, es necesario considerar una cantidad de problemas antes de salir de viaje. Por ejemplo, viajar con al menos un acompañante. Además, usted debe saber que su nivel de comodidad puede verse adversamente afectado al viajar. Las siguientes son algunas indicaciones con respecto a las consideraciones médicas que se tienen cuando se viaja durante su embarazo.

Antes de Salir

  • Asegúrese de que su seguro médico sea válido mientras esté de viaje y durante el embarazo, y que la póliza cubra al recién nacido, en caso de que usted dé a luz durante el viaje. Además, deben obtenerse tanto una póliza de seguro complementaria para viajar como una póliza de seguro prepagada para una evacuación médica ya que la mayoría no cubren los problemas relacionados con el embarazo.
  • Revise las instalaciones médicas de su lugar de destino. Si usted está en el último trimestre, las instalaciones médicas deben ser capaces de controlar las complicaciones del embarazo, la toxemia y las operaciones cesáreas.
  • Determine si requerirá de cuidado pre natal en el exterior y, de ser así, quién se lo dará. Además, asegúrese de que no se pasen por alto las visitas prenatales requeridas en un momento determinado.
  • Averigüe si la sangre ha sido examinada para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y para la hepatitis B en su lugar de destino. Y esté segura de saber su tipo de sangre así como el de sus acompañantes.

Viajando en Auto

Los accidentes en vehículos motorizados son una de las causas principales de mortalidad y enfermedad en mujeres embarazadas. Utilice el cinturón de seguridad en el área pélvica. Los sujetadores alrededor del regazo y de los hombros son los mejores; en la mayoría de los accidentes, los fetos se recuperan de manera más rápida de una presión por parte del cinturón de seguridad. Sin embargo, incluso después de un trauma aparentemente leve y directo, consulte a su médico.

Deténgase con frecuencia y salga del auto para caminar, esto evitará la formación de coágulos de sangre en sus piernas.

Viajes Aéreos

Los vuelos aéreos no poseen riesgos especiales para una mujer embarazada o para su feto. Sin embargo, sí hay algunas condiciones relacionadas con el embarazo que aumentan la preocupación para volar. Estas incluyen:

  • Severa anemia (hemoglobina, 0.5 gramos por decilitro [g/dL])
  • Anemia falciforme o su tratamiento
  • Antecedentes de tromboflebitis
  • Problemas de la placenta

Si usted tiene cualquiera de estas condiciones, consulte a su médico antes de volar. En algunos casos, se puede prescribir oxígeno de complemento con anticipación.

Cada aerolínea tiene sus propias políticas en cuanto al embarazo y el volar. Cuando reserve su vuelo, consulte con la aerolínea; algunas requieren que usted llene ciertas formas médicas antes de viajar. Usualmente, los vuelos domésticos están permitidos hasta la semana número 36 de gestación, y los vuelos internacionales pueden permitirse hasta la semana 32. Usted siempre debe llevar la documentación que confirme la fecha esperada para su alumbramiento.

Un asiento del lado del pasillo al principio del avión le proveerá de mayor espacio y comodidad, pero el sentarse más allá del ala en la región media del avión le dará un viaje más delicado. Otras indicaciones importantes durante un viaje por aire incluyen:

  • Caminata cada media hora durante un vuelo tranquilo
  • Flexionar y extender sus tobillos de manera frecuente para prevenir la flebitis
  • Mantenga abrochado su cinturón de seguridad a nivel de la pelvis durante todo el viaje mientras esté sentada
  • Beba líquidos de manera continua; la baja humedad de la cabina del avión puede causar deshidratación

Cuándo Necesita Acudir al Médico

Las señales y síntomas que indican que necesita atención médica inmediata son:

  • Sangrado
  • Expulsar tejido o coágulos
  • Dolor o calambres abdominales
  • Contracciones
  • Membranas desprendidas
  • Inflamación excesiva de las piernas
  • Dolores de cabeza
  • Problemas visuales

La hepatitis E (HEV), la cual no puede prevenirse con una vacuna, puede ser especialmente problemática para las mujeres embarazadas. Otros tipos de hepatitis como la A, B y la C también son más propensas en países subdesarrollados. Hay vacunas disponibles para la Hepatitis A y B, pero no para la C. La hepatitis A se transmite a través de la comida y del agua, mientras que la B y la C se transmiten a través de agujas y productos sanguíneos contaminados, o a través de las relaciones sexuales. Permita que su médico le aconseje sobre cuáles vacunas debe conseguir y cómo evitar el agua y los alimentos potencialmente contaminados. (Nota: Las vacunas contra la hepatitis durante el embarazo son prescritas sólo si son claramente necesarias después de consultar a su médico.)

El Equipo de Salud para Viajar Durante el Embarazo

Durante el embarazo, usted quizás desee agregar los siguientes objetos a su botiquín habitual con el que viaja:

  • Termómetro
  • Paquetes de sales de rehidratación oral (ORS)
  • Multivitamínicos
  • Acetaminofeno
  • Repelentes contra insectos que contengan un bajo porcentaje de DEET
  • Bloqueador solar con SPF elevado

En su tercer trimestre, quizás se le recomiende llevar un baumanómetro y barras medidoras de orina para que pueda revisar las proteínas y la glucosa en su orina (proteinuria y glucosuria), para las cuales sería necesaria atención médica. Los auto tratamientos con medicamentos antimalaria y antidiarréicos deben evaluarse de manera individual, dependiendo de su trimestre, su itinerario y de su historial médico. La mayoría de los medicamentos deben evitarse, si esto es posible.