Definición

La glándula tiroides es una glándula con forma de mariposa que se encuentra en la parte anterior del cuello. Produce hormonas que controlan el metabolismo. Los trastornos de la tiroides en el embarazo pueden ser un problema especial porque las hormonas relacionadas con el embarazo pueden afectar las hormonas tiroideas. Los trastornos tiroideos no tratados en el embarazo aumentan el riesgo de complicaciones en el embarazo. Puede dañar el feto en desarrollo.

  • Hipotiroidismo: enfermedad en la que la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea.
  • Hipertiroidismo: enfermedad en la que la glándula tiroidea produce demasiada hormona tiroidea.

La glándula tiroidea

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Hipotiroidismo

La enfermedad de Hashimoto es la causa más frecuente de hipotiroidismo. El sistema inmune ataca la glándula tiroidea. Otras causas de hipotiroidismo en el embarazo incluyen las siguientes:

  • Tratamiento inadecuado de hipotiroidismo preexistente
  • Tratamiento excesivo de hipertiroidismo con medicamentos antitiroideos
  • Aumento de los niveles de estrógeno (hace que la hormona tiroidea circulante se vuelva inactiva)

Hipertiroidismo

La enfermedad de Graves se caracteriza por la hiperactividad de la tiroides. Es la causa más frecuente de hipertiroidismo. Otra causa del hipertiroidismo en el embarazo son los niveles muy altos de gonadotropina coriónica humana (hCG). Sin embargo, estas causas por lo general desaparecen solas.

Factores de riesgo

Estos factores de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar un trastorno tiroideo. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Antecedentes personales o familiares de trastornos tiroideos
  • Antecedentes de tratamiento por un trastorno tiroideo
  • Presencia de bocio (agrandamiento de la glándula tiroides)
  • Hiperemesis gravídica (forma grave de las náuseas matinales)
  • Aparición prematura de canas
  • Antecedentes familiares o personales de problemas inmunitarios (p. ej., diabetes tipo 1, vitiligo

Síntomas

Si tiene alguno de estos síntomas, no suponga que se debe a un trastorno tiroideo. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe a su médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Síntomas de hipotiroidismo:
    • Bocio (inflamación) en la parte anterior del cuello
    • Sensación de presión o rigidez en la garganta
    • Dificultad para tragar alimentos o líquidos
    • Cansancio
    • Olvido
    • Depresión
    • Piel seca
    • Latidos del corazón lentos
    • Aumento de peso
    • Estreñimiento
    • Intolerancia al frío
  • Síntomas de hipertiroidismo:
    • Pérdida de peso inexplicable
    • Palpitaciones cardíacas o ritmo cardíaco anormal
    • Sudor
    • Nerviosismo
    • Temblores
    • Ojos saltones
    • Intolerancia al calor

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Le realizará un examen físico. Usted puede ser remitida a un médico que se especialice en trastornos hormonales (endocrinólogo).

Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre, para medir la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y las hormonas tiroideas (tiroxina, triyodotironina), y para observar si hay presencia de anticuerpos que atacan la glándula tiroides.
  • Examen radioactivo de la tiroides: para determinar si la tiroides está hiperactiva.
    • Por lo general, se evita durante el embarazo debido a los riesgos para el feto en desarrollo.

Tratamiento

Hipotiroidismo

Las consecuencias del hipotiroidismo en el embarazo son:

  • Aumento del riesgo de aborto espontáneo y muerte fetal
  • Impacto negativo en el desarrollo psicológico posterior del niño, puntuación del coeficiente intelectual (CI), destrezas motrices, atención, lenguaje y destrezas lectoras.

Para tratar el hipotiroidismo, el médico le recetará un medicamento oral. La Levotiroxina (Synthroid) puede reemplazar la hormona que la tiroides no produce.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo no tratado en el embarazo está relacionado con:

  • Taquicardia fetal (aumento de la frecuencia cardíaca)
  • Bebés más pequeños para la edad gestacional
  • Parto prematuro
  • Mortinato (niño que nace muerto)
  • Hipertiroidismo fetal
  • Malformaciones congénitas

El hipertiroidismo leve durante el embarazo a menudo se controla estrictamente sin tratamiento. En algunos casos, puede ser necesario tomar medicamentos. Si los medicamentos antitiroideos no funcionan, se puede realizar la extirpación quirúrgica de la glándula tiroides. Esto casi nunca se recomienda durante el embarazo. El tratamiento con yodo radioactivo, que destruye la glándula tiroides, no se realiza durante el embarazo debido al riesgo para el feto.

Las hormonas asociadas con el embarazo pueden provocar cambios en los niveles de la hormona tiroides. Por lo tanto, sus necesidades de medicamento pueden variar ampliamente durante el embarazo. El médico probablemente verificará sus niveles sanguíneos de hormona tiroidea cada 6 a 8 semanas durante el embarazo y cuatro semanas después de cambiar su dosis de medicamento.

Prevención

No hay pautas conocidas para prevenir los trastornos tiroideos durante el embarazo. Sin embargo, si usted considera que se encuentra en riesgo de padecer este trastorno, consulte con el médico.